París
Rinden tributo a víctimas de ataques en París
27 noviembre, 2015
informalidad
Creció la población que labora en la informalidad en octubre
27 noviembre, 2015

Arrestan a abogado por impedir pesquisa sobre Petrobras

petrobras

Foto Reuters / Archivo

Por Afp

Río de Janeiro. La policía de Brasil detuvo este viernes al abogado Edson Ribeiro, acusado de intentar impedir que un ex directivo de Petrobras revele parte de la trama de corrupción en la petrolera estatal, que esta semana llevó al arresto de un senador y un banquero.

“Fue preso esta mañana en el aeropuerto Galeao, en Rio de Janeiro. Irá para la superintendencia de la policía federal y seguramente ahí deberá declarar”, dijo

un asesor de esa fuerza.

Ribeiro fue apresado ni bien pisó la terminal de la ciudad sede de los Juegos Olímpicos 2016, adonde había llegado voluntariamente desde Estados Unidos tras ser informado que tenía un pedido de captura internacional.

La justicia de Brasil acusa a Ribeiro, representante legal del ex jefe del área internacional de Petrobras, Néstor Cerveró, actualmente en prisión, de obstaculizar las investigaciones y evitar que su cliente firmara un acuerdo con la fiscalía para develar el multimillonario fraude a la estatal a cambio de una menor condena.

El procurador Rodrigo Janot señaló que Ribeiro se había confabulado con el senador oficialista Delcidio Amaral y el CEO del banco brasileño de inversión BTG Pactual, André Esteves, para ofrecerle a su cliente una vía de escape hacia España, vía Paraguay, y una mesada de 13 mil dólares mensuales si permanecía en silencio.

Según la fiscalía, Amaral y Esteves habían sido mencionados por Cerveró en un testimonio sobre la compra irregular de una refinería en Estados Unidos por parte de Petrobras. La estafa a Petrobras, apodada Petrolao, es considerado el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil. Según la investigación, las mayores constructoras del país formaron un cártel para manipular licitaciones de Petrobras mediante el pago de sobornos a directivos de la estatal vinculados a partidos políticos, que luego eran distribuidos entre los confabuladores.

La justicia estima que esa red drenó al menos 2 mil millones de dólares de la petrolera que era sinónimo de futuro en la séptima economía del mundo.