Reeligen a Yazmín Esquivel como presidenta del TCADF
Reeligen a Yazmín Esquivel como presidenta del TCADF
4 enero, 2016
Celebran tercer aniversario de la policía ciudadana de Guerrero
4 enero, 2016

Artur Mas no cejará en gobierno separatista para Cataluña

Artur Mas no cejará en gobierno separatista para Cataluña

Por Notimex, Afp y Dpa

Barcelona. Pese al rechazo de una parte del independentismo a investirlo, el presidente en funciones de Cataluña, Artur Mas, aseguró estar “tranquilo” y “con ganas de luchar” y manifestó su intención de lograr ser nuevamente designado en su cargo y anunció que definirá mañana su propuesta para desbloquear la situación política en la región, lo que podría pasar por una nueva convocatoria de elecciones locales.

Un día después de que la plataforma independentista Candidatura de Unidad Popular CUP decidió no investirlo, Mas se declaró “con ganas de plantar cara a los poderes de Madrid y también con ganas de plantar cara a algunos de aquí (Cataluña) que ponen las cosas excesivamente difíciles”.

El dirigente nacionalista encabezará este martes la reunión semanal del gobierno de Cataluña para tomar una decisión ante la imposibilidad de ser aprobada en el Parlamento local su reelección tras las elecciones del 27 de septiembre.

Desde su partido Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) también cerraron filas y descartaron proponer otro presidente como reclama la CUP: “No modificaremos nuestra voluntad de investir a Artur Mas como candidato a la presidencia del gobierno de Cataluña”, dijo el número dos de la formación, Josep Rull, tras una reunión de su dirección.

Esta semana termina el plazo para formar un nuevo gobierno en esta región del noreste de España, y los independentistas no consiguen cerrar un acuerdo que evite la repetición electoral en marzo.

La coalición Junts pel Sí (Juntos por el sí), integrada por CDC y la progresista Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), ganó las elecciones del 27 de septiembre con 62 diputados pero necesitaban al menos dos votos de la CUP (10 diputados) para investir a Mas, rechazado por esta formación por sospechas de corrupción en su partido y las políticas de austeridad de su gobierno.

Tras tres meses de negociaciones, la posición no varió y el domingo esta pequeña formación radical, euroescéptica y antieuro, descartó definitivamente a Mas y reclamó a Junts pel Sí que propongan otro candidato.

CDC ya lo descartó y ERC, cuyo líder Oriol Junqueras sería aceptado por la CUP como presidente, no se pronunciará hasta última hora de la tarde.

“La pelota continúa en manos de la CUP y sino la tendrán los ciudadanos de Cataluña”, insistió Rull, sin precisar si intentarán todavía conseguir los dos votos que necesita su coalición para investir a Mas.

De hecho, la CUP está muy dividida al respecto y algunos de sus dirigentes se mostraron favorables a dar este apoyo aunque de momento el parlamento no convocó a ninguna votación.

Los independentistas disponen de tiempo hasta el 9 de enero a medianoche para formar gobierno. En caso contrario, el parlamento se disolverá el día siguiente y el lunes, Artur Mas deberá convocar nuevas elecciones, las cuartas en cinco años.