STPS capacitación
Empresas contrataron deuda por 20,700 mdp en el tercer trimestre
7 noviembre, 2015
OMS
Declara OMS a Sierra Leona libre de ébola
7 noviembre, 2015

Avión que volaba a Egipto tuvo que esquivar un misil en agosto

misil

Turistas recogen sus maletas en la sala de llegadas del aeropuerto de Sharm el- Sheikh, Egipto. Foto Ap

Por Afp

Londres. Un avión Thomson Airways con 189 turistas a bordo que volaba de Londres a la localidad egipcia de Sharm el Sheij pasó en agosto a menos de 300 metros de un misil, que tuvo que esquivar antes de llegar, indicaron este sábado medios británicos.

El ministerio británico de Transportes confirmó al Daily Mail que “el incidente” se produjo el 23 de agosto. Un portavoz del gobierno afirmó no obstante en un comunicado que lo ocurrido se debía a “unos ejercicios rutinarios del ejército egipcio”.

“En el momento de los hechos investigamos el incidente, y concluimos que no se trataba de un ataque específico, sino que muy probablemente se debió a unos ejercicios rutinarios del ejército egipcio en la región”, indicó este portavoz.

La prensa británica señala que los pilotos debieron maniobrar poco antes de llegar para esquivar el proyectil y aterrizar con toda seguridad. Los pasajeros no fueron informados del incidente.

Según una fuente citada por el Daily Mail, “el primer oficial estaba al mando en el momento de los hechos, pero el piloto estaba en la cabina y vio venir el cohete hacia el avión”. “Ordenó que el avión girara a la izquierda para esquivar el proyectil, que se encontraba a unos 1.000 pies (300 metros) de distancia”, añade la fuente, no identificada.

La compañía aérea confirmó el incidente, y añadió que el ministerio de Transportes había considerado entonces “seguros” los vuelos con destino en Sharm el Sheij.

“Thomson Airways puede confirmar que la tripulación del vuelo TOM 476 dio parte de un incidente el 23 de agosto”, indicó un portavoz de la empresa.

“Después de aterrizar en Sharm el Sheij, se efectuó una evaluación inicial, y el incidente fue señalado de inmediato al ministerio británico de Transportes”, añadió el portavoz.

El ministerio efectuó entonces “una investigación completa junto con otros expertos del gobierno británico”, y la misma “concluyó que no había motivos de preocupación y que era seguro proseguir con los vuelos a Sharm el Sheij”, agregó.

El Sinaí egipcio fue escenario el pasado sábado del siniestro de un avión ruso, en el que murieron sus 224 ocupantes. Varias fuentes cercanas a la investigación apoyaban la hipótesis de un atentado.