Convoca el PRI a renovar su dirigencia el próximo 21 de agosto
18 agosto, 2018
AMLO clausuró Mundial de Robótica y anunció apoyos al sector
18 agosto, 2018

Ayudan a niños migrantes distritos escolares en EU

En julio, Padres y niños pequeños protestaron por la separación de familias inmigrantes frente el Edificio de la oficina Hart Senate en Capitol Hill en Washington. Foto: Ap

Ap

Texas. Cuando las autoridades escolares de San Benito, Texas, se enteraron de la presencia de niños en un albergue para migrantes en su pequeña localidad cercana a la frontera de Estados Unidos con México, se sintieron obligados a ayudar.

La superintendente se acercó al albergue y acordó mandar 19 profesores bilingües, salones de clases móviles y cientos de computadoras para hacer que el entorno de aprendizaje se parezca al de sus escuelas.

Aunque un contratista del gobierno tiene la responsabilidad de educar a los niños que están en centros altamente vigilados, los funcionarios locales dijeron que han intervenido en parte debido a que la ley pide a los sistemas escolares educar a cualquier niño, en cualquier parte de su distrito.

“Este no es un asunto político. No es un asunto racial. Es una obligación moral y actualmente es nuestra obligación legal”, indicó Michael Vargas, quien dirige la Junta de Distrito Escolar Independiente de San Benito.

San Benito es uno de los pocos sistemas escolares de Estados Unidos que se prepara para el primer día de clases tanto en su unidad pública como en nuevas aulas colocadas en albergues temporales federales para migrantes cercanos. En el vecindario de Brownsville, Texas, la superintendente se prepara a enviar maestros y proporcionar servicios para dar educación a unos 800 menores que se encuentran en instalaciones federales en su distrito.

Los sistemas escolares están lanzando los programas en medio de la indignación provocada por la separación de niños migrantes de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos bajo la política de “cero tolerancia” del presidente Donald Trump para la inmigración ilegal. Varios cientos de niños siguen separados de sus padres, pero la mayoría de los miles de menores que están detenidos en albergues federales de Estados Unidos llegaron al país sin la compañía de un adulto.

The Associated Press investigó los distritos escolares públicos de 61 ciudades de todo el país en los que saben que existen refugios dentro de sus límites. Entre los 50 que respondieron, la mayoría indicó que no habían tenido contacto con el albergue o con las autoridades federales del programa. Algunos fuera de los estados fronterizos, incluido Camden, Nueva Jersey, dijeron que recientemente descubrieron la existencia de albergues para inmigrantes en sus comunidades.

Muchos apuntaron que educarían a todos los niños sin importar su estatus de inmigración, como requiere la ley, si sus familias o tutores legales buscan inscribirlos en sus unidades. En Texas, algunos distritos tienen acuerdos desde hace tiempo para instalar salones de clases con profesores de escuelas públicas en albergues para migrantes.

Por ley, los contratistas del gobierno federal que operan los albergues deben tener un “cuidador” que brinde a los niños seis horas diarias de tiempo de aprendizaje estructurado. Southwest Key, el contratista más grande que opera dichas instalaciones, tiene acuerdos con dos distritos escolares, incluido el de San Benito. También trabaja para crear una sociedad con el Distrito Escolar Independiente de Brownsville y con una red de escuelas chárter que es operada por separado por una organización matriz de Southwest Key.

JSL
JSL