tomás boy
Tomás Boy, nuevo director técnico del Cruz Azul
3 octubre, 2015
marty derrumbes remanentes
Remanentes de ‘Marty’ con probabilidad de convertirse a ciclón tropical
3 octubre, 2015

Bombardeo de EU deja 19 muertos en un hospital de Afganistán

afganistan

Por Dpa

Kabul. Al menos 19 personas murieron hoy y otras 37 resultaron heridas cuando la fuerza aérea estadunidense bombardeó por error un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kunduz, en el norte de Afganistán, informó la organización no gubernamental.

Entre los muertos hay 12 colaboradores de MSF y siete pacientes -tres de ellos niños-, dijo en Berlín la portavoz de la ONG Christiane Winje. De los 37 heridos, 19 son trabajadores y 18 pacientes y familiares.

Los talibanes tomaron Kunduz en una ofensiva el lunes, y las fuerzas afganas han estado intentando reconquistarla con apoyo de la coalición liderada por los estadunidenses. La fuerza aérea de Estados Unidos llevó a cabo numerosos ataques en la ciudad, donde los talibanes siguen atrincherados en algunos puntos.

Sernando Estreooa, portavoz de la misión de la OTAN en Afganistán, confirmó que la alianza atlántica efectuó un bombardeo cerca de las instalaciones “a las 2:15 horas (21:45 GMT del viernes) contra unos individuos que eran una amenaza para la fuerza”.

Brian Tribus, portavoz de las fuerzas estadunidenses en Afganistán, admitió que un hospital cercano podría haber resultado dañado y dijo que el incidente está siendo investigado.

MSF aseguró haber entregado varias veces las coordenadas GPS precisas del hospital a todas las partes involucradas en el conflicto, por última vez el 29 de septiembre. Según la organización, el bombardeo duró más de 30 minutos más después de haber informado de lo que estaba pasando a jefes militares en Kabul y Washington.

En el hospital había 105 pacientes y familiares y más de 80 trabajadores cuando se produjo el bombardeo. Los talibanes señalaron en un comunicado que ninguno de sus combatientes era tratado allí en ese momento.

“Estamos profundamente conmocionados por el ataque, la muerte de nuestro personal y pacientes y el enorme daño causado a la atención médica en Kunduz”, dijo Bart Janssens, director de operaciones de MSF.

Un video grabado horas después de los hechos y emitido por los medios locales muestra que uno de los edificios quedó completamente destruido y se veía fuego aún dentro. Las ventanas estaban rotas y todo quedaba cubierto por el humo.

“Exigimos que se aclare urgentemente qué fue lo que pasó y cómo pudo pasar esto tan terrible”, indicó MSF.

La embajada estadunidense en Afganistán señaló en un comunicado que se une “al duelo de los individuos y familias afectados por el trágico incidente en el hospital de Médicos Sin Fronteras, todos víctimas ya de la violencia en Kunduz”.

La ONU condenó el bombardeo en duros términos. “Los hospitales que tienen pacientes y personal médico nunca deben ser objeto de ataques y el derecho internacional humanitario también prohíbe el uso de instalaciones médicas con fines militares”, afirmó Nicholas Haysom, representante del secretario general para Afganistán y jefe de la Misión de Asistencia de la ONU en ese país.

También la Cruz Roja Internacional criticó duramente el ataque aéreo. Según declaró su director en Afganistán, Jean-Nicolas Marti, este tipo de operaciones merman las posibilidades de las organizaciones humanitarias de prestar la ayuda que tan urgentemente se necesita en el país. Cruz Roja tenía a dos miembros de su personal en el hospital, que no resultaron heridos.

También lamentó lo ocurrido en un comunicado la Comisión de la Unión Europea.

Debido al estallido de la violencia en Kunduz, el hospital de MSF había tratado a casi 400 heridos esta semana. La clínica se construyó gracias a donaciones y atendía a personas de toda procedencia, independientemente de su procedencia o religión.