blatter
Destino de Blatter y Platini, en manos de la Comisión de Ética de FIFA
7 octubre, 2015
lectura nobel de literatura
Nobel de Literatura 2015, expectativa de las horas previas
7 octubre, 2015

Con filme feminista, inauguran el Festival de Cine de Londres

Festival de Cine

Por Afp

Londres. El Festival de Cine de Londres (LFF) se inauguró este miércoles con Suffragette (sufragista), el homenaje a las feministas británicas que lucharon por el derecho al voto y que está protagonizado por Meryl Streep.

“Es una película tan importante…”, dijo en rueda de prensa Streep. La actriz estadunidense, tres veces ganadora del Óscar, encarna a Emmeline Pankhurst, quien fundó en 1903 la Unión Social y Política de Mujeres, para exigir el derecho del voto para las mujeres en el Reino Unido.

Este intenso largometraje narra los problemas de Pankhurst por haber llamado a las mujeres a la desobediencia civil -pedradas a escaparates, incendios, manifestaciones…- tras años de pedir en vano el voto. Si sólo se ve a Streep unos minutos en pantalla, es porque Sarah Gavron, la directora y Abi Morgan, la guionista, eligieron narrar la historia desde el punto de vista de Maud, encarnada por la actriz británica Carey Mulligan, una trabajadora de una lavandería de Londres de 1912, casada con un colega y madre de un niño pequeño.

“Es uno de los grandes éxitos de la película, no se trata de mujeres de un medio favorecido, es la historia de una chica de la clase obrera y, por tanto, nos permite entrar fácilmente en la película, ya que se nos parece”, dijo Streep. Maud se compromete en la lucha muy tímidamente al principio, tan sorprendida como seducida por apedrear las vitrinas de las tiendas del West End de Londres.

Pero pronto se da cuenta de que quiere algo más que una vida bajo el control de un jefe violador, sometida a las injusticias y silencio. Animada por la solidaridad entre las sufragistas, se sumerge en las acciones clandestinas, en particular junto a Edith (Helen Bonham Carter), una farmacéutica convertida en aprendiz de artificiera.

Maud sufrirá los porrazos de la policía, las celdas insalubres, el rechazo de su marido y su barrio, y la privación de ver a su hijo. Pero día tras día se convencerá de que no habrá un futuro mejor sin más derechos.

El film “no se parece a un documental histórico, es una película sobre lo que ocurre hoy”, dijo Carey Mulligan.