Congela PGR cuenta bancaria del dirigente del PT
24 diciembre, 2017
Condena Norcorea nuevas sanciones de la ONU
24 diciembre, 2017

Cristianos de todas partes del mundo celebran Navidad en Tierra Santa

El patriarca latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, llega a la Iglesia de la Natividad, construida sobre el lugar donde los cristianos creen que nació Jesucristo, en Belén. Foto AP

Dpa

Jerusalén. Cristianos llegados de todas partes del mundo se congregaron hoy en Tierra Santa para celebrar la Navidad, fiesta que este año se ve ensombrecida por la crisis desatada por la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Al mediodía comenzó la tradicional procesión navideña entre Jerusalén y Belén, encabezada por el Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén en Tierra Santa, Pierbattista Pizzaballa. El mismo clérigo celebrará en Belén esta noche la Misa de Gallo en la Iglesia de Santa Catalina, situada a un lado de la Basílica de la Natividad, donde según la tradición bíblica nació Jesús.

Se espera que unos 10 mil peregrinos acudan durante las fiestas navideñas a la pequeña localidad cisjordana. Delante de la procesión que se dirigía a Belén iba como acompañante en una motocicleta un hombre disfrazado de Papá Noel. Previamente, el hombre, que estaba vestido de rojo y blanco y lucía una larga barba blanca, había repartido dulces entre los niños.

En los estrechos callejones de Jerusalén no había hoy una gran afluencia de turistas. La estadunidense Judith Torchia, oriunda de Nashville, dijo que este año había venido por primera vez a la Ciudad Santa. A pesar de las noticias de disturbios difundidas en los últimos días, dijo que no tenía miedo de visitar Jerusalén.

«Los medios tienden a inflar las cosas pequeñas», dijo Torchia con una sonrisa. «Es maravilloso estar aquí y ver justamente en Navidad los lugares que uno conoce de la Biblia».

Entre tanto, el Ministerio de Salud palestino en Gaza informó de la muerte de un palestino de 23 años que había resultado herido hace más de dos semanas en enfrentamientos con el Ejército israelí.

Con la muerte del joven se eleva a diez el número de palestinos que han perdido la vida en los disturbios que se desataron en Cisjordania y la Franja de Gaza después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociera Jerusalén como capital de Israel. Además, cientos de palestinos resultaron heridos en los enfrentamientos, en los que las fuerzas de seguridad israelíes usaron fuego real y dispararon balas de goma.

Israel, que ocupó la parte este de Jerusalén durante la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, reclama toda la ciudad como su capital.

Los palestinos en cambio quieren proclamar Jerusalén Este como capital de un futuro Estado independiente.