Desocupación baja a 3.3% en tercer trimestre: Inegi
14 noviembre, 2017
Turismo cerrará fuerte este año: De la Madrid
14 noviembre, 2017

Críticas por vídeo de niños listos a morir por Rusia

La grabación se hizo en la ciudad de Volgogrado con alumnos de la escuela de cadetes No. 44. Imagen tomada del video en Youtube

Juan Pablo Duch, corresponsal

Moscú. Mientras el titular del Kremlin considera aún prematuro hacer pública su intención de gobernar otros seis años y sigue sin anunciar su postulación como candidato en las presidenciales de marzo de 2018 –lo que se da por hecho y, de acuerdo con la legislación, podrá hacer incluso en diciembre siguiente–, los alumnos de una escuela se declaran listos para morir si “el tío Vova” (hipocarístico de Vladimir) Putin los convoca a librar el combate final contra los enemigos de Rusia.

La grabación se hizo en la ciudad de Volgogrado con alumnos de la escuela de cadetes No. 44, donde los menores reciben educación básica con estricta disciplina castrense y, al graduarse, aspiran a ingresar a una academia de policía, y pretende ser una canción de encendido corte patriótico, que incluye imágenes del presidente Putin –oteando el horizonte con unos binoculares, subiéndose a un tanque, pronunciando un discurso en un desfile militar, por ejemplo– y frases antológicas suyas como “Si el pleito es inevitable, hay que golpear primero”.

Desafortunada ocurrencia de una diputada oficialista de la Duma, Anna Kuvychko, que es la única adulta que aparece cantando con los menores –niñas y niños vestidos de riguroso uniforme policial–, el videoclip https://www.youtube.com/watch?time_continue=106&v=NCpEaZRYluc, subido a Internet el pasado fin de semana, ha merecido de sus compatriotas demoledoras críticas.

El panegírico que se atribuye Kuvychko ni siquiera es original: desde mayo anterior el autor de la música y la letra, Viacheslav Antonov, subió a Internet otra versión donde interpreta esta obra con su hijo, Nikolai, vestido éste de militar.

Legisladora que apenas participa en las labores de la Duma –no se recuerda ninguna de sus cuatro breves intervenciones desde la tribuna y su nombre, en calidad de coautora, figura en tan sólo cinco proyectos de ley–, Kuvychko financió este nuevo videoclip en el que los niños, con orgullo no fingido, entonan que “las islas Kuriles jamás serán de los samuráis (japoneses)… que nunca devolverán Crimea ni Sebastopol… y van a recuperar Alaska”, dispuestos a morir, junto con “nuestros leales amigos: la armada y el ejército”, si el comandante en jefe ordena ir a la guerra.

Indignado, el teólogo Andrei Kurayev, antiguo funcionario de la Iglesia Ortodoxa Rusa distanciado ya de la jerarquía religiosa, escribió en su cuenta de Facebook: “Tío Vova, sé hombre. Cuando llegue la hora, muérete solo, en paz y arrepentido, como cristiano, no lleves a la tumba a toda Rusia”.