residentes
EU lanza campaña multilingüe para residentes permanentes
17 septiembre, 2015
migrantes
Desalojan dos campamentos migrantes en París
17 septiembre, 2015

Destaca Innsbruck técnica forense en caso Iguala

innsbruck

Por la Redacción

México, D.F. La Procuraduría General de la República (PGR) difundió un comunicado del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck, Austria, que confirma la identificación de los restos “severamente dañados” pertenecientes a dos estudiantes mexicanos “extraviados”, que forman parte de las muestras “con quemaduras graves” que el gobierno mexicano envió al Instituto de Medicina en noviembre de 2014.

Un día después de que la procuradora general de la Repúblicar, Arely Gómez informara que la citada Universidad identificó los restos del joven de la Normal de Ayotzinapa, Jhosivani Guerrero de la Cruz, de 21 años de edad, los cuales fueron encontrados en el basurero de Cocula, la Universidad e Inssbruck destacó el éxito en la aplicación de tecnología novedosa para la identificación de los restos referidos.

El comunicado señala también que la misma técnica permitió hace meses la identificación de otro estudiante que forma parte de los 43 normalistas desaparecidos el 26 y 27 de septiembre del año pasado, Alexander Mora Valencia.

Cabe mencionar que el comunicado no menciona los nombres de ninguno de los dos jóvenes.

Agrega el texto que los investigadores del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Medicina de Innsbruck, adaptaron una nueva tecnología conocida como Primer Extensión Captura Masiva Paralelamente de Secuencia (PEC MPS) para determinar con éxito el ADN altamente dañada.

Los científicos demostraron que este método permite la identificación de material biológico que está demasiado dañada para el análisis forense de ADN convencional.

Recordó que el Instituto de Medicina Legal recibió en noviembre de 2014 de parte de México 17 muestras con quemaduras graves.”Una de las muestras se identificó como perteneciente a un estudiante mexicano extraviado utilizando la tecnología del ADN convencional. Así lo informó en diciembre de 2014. Las 16 muestras restantes no dieron los resultados de ADN utilizando el método convencional de genética forense, de la huella dactilar”.

Agregó que se pudo generar perfiles de ADN para nueve de las 16 muestras. “En dos muestras se encontraron ADN mitocondrial humano específico. Una muestra coincidió plenamente con los restos del estudiante identificado anteriormente, y la otra muestra coincidió con el ADN de la familia de otro estudiante mexicano desaparecido. Los dos perfiles de DNA mitocondriales son únicos en las referencias familiares proporcionadas al Instituto. Ninguna otra referencia correspondía a ninguno de los dos estudiantes”.

Además de que, las siete muestras restantes trajeron resultados no relacionados con el ADN mitocondrial humano. “La fuente biológica de estas siete muestras se determinó a través de análisis metagenome, el cual actualmente se encuentra en curso”.