Cinco empresas interesadas en pre-bases del tren México-Querétaro: SCT
24 enero, 2015
chapo
Juez otorga protección a El Chapo Guzmán; no será entregado a EU
24 enero, 2015

Dudan en Argentina que fiscal fallecido redactara demanda contra la presidenta

fiscal

Policías argentinos resguardan en Buenos Aires las oficinas del fiscal Alberto Nisman, cuya muerte se investiga. Autoridades informaron ayer que están en espara de peritajes balísticos. Foto Ap

Stella Calloni

A seis días de la muerte del fiscal Alberto Nisman la ardua investigación intenta establecer las causas, atribuidas a suicidio en un principio, lo que aún no se descarta, pero se investiga comomuerte dudosa y la fiscal Viviana Fein dispuso una serie de medidas para recolectar pruebas, entre ellas la prohibición a salir del país a Diego Lagomarsino, empleado de confianza del fallecido fiscal, quien entregó el arma que causaría la muerte del fiscal.

Nisman era Fiscal de una Unidad especial para investigar la causa del cruento atentado contra la mutual judía AMIA en julio de 1994, creada bajo el gobierno del difunto presidente Néstor Kirchner. En 2005 se decidió el cierre de un juicio irregular y escandaloso, que llevó a la destitución el juez Juan José Galeano y su equipo por falsedades y encubrimientos.

Nisman estaba de vacaciones fuera del país, cuando imprevistamente regresó a Argentina, y adelantó que el 13 de enero iba a presentar denuncias contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman, el diputado Andrés Larroque, dirigente de la Cámpora, el más importante movimiento de jóvenes que apoya al gobierno y contra otros dos dirigentes de Movimientos Sociales.

Al conocerse ahora el texto de la denuncia se advierte que desde el punto de vista jurídico no existe prueba alguna de que la mandataria y su canciller intentaran asegurar impunidad para un grupo de funcionarios iraníes acusados-sin pruebas concretas- y a instancias de los servicios de inteligencia estadunidenses e israelíes, como los responsables del atentado a la AMIA.

Fernández, desde sus tiempos de senadora, estuvo al frente de la lucha contra el encubrimiento, del que se responsabiliza al ex presidente Carlos Menem, a su ministro del Interior Carlos Corach y a varios otros funcionarios.

El día 19 el fiscal debía presentarse ante el Congreso citado por un grupo de opositores, al que iba a concurrir también el oficialismo. Pero Nisman apareció muerto la tarde del 18 de enero con un disparo en la cabeza, encerrado en el baño de su casa, y una pistola calibre 22 a su lado.

Todas las puertas estaban cerradas por dentro y la autopsia reveló que no había indicios de participación de terceras personas y dictaminó suicidio, pero al avanzar las investigaciones se ha sugerido que pudo tratarse de un presunto suicidio inducido o algo más grave.

El hecho de que la denuncia sea efectivamente muy pobre, sin que se demuestre ninguna situación que determinante para acusar a la presidenta, llevó a varios funcionarios a preguntarse si el fiscal en efecto escribió la denuncia, y por orden de quién adelantó su regreso.

En estos momentos la ex esposa de Nisman y madre de sus hijas, la juez Sandra Arroy, no cree en un suicidio.

Fernández opina lo mismo, después de conocer la debilidad de la denuncia y otras situaciones extrañas, así como el uso de la oposición de esta muerte, hasta llegar a ser percibido lo que se está actuando como un intento golpista. Esto se está instalando en los analistas más serios que siguen el caso de la AMIA desde sus primeros momentos.

La fiscal Fein espera e la finalización de un peritaje balístico donde se dispuso la toma de muestras a los efectos del cotejo de ADN, así como si el proyectil extraído del cuerpo se corresponde con el arma calibre .22 hallada en el lugar.

En una entrevista con CNN el cancillerTimerman sostuvo que nadie más que la presidenta y yo queríamos que Nisman viviera y contestara las preguntas en el Congreso y negó absolutamente que el gobierno argentino estuviera involucrado.

El secretario general de la presidencia Anibal Fernádez dijo por su parte que  el fiscal está muerto y no por una casualidad, está ligado a la misma razón por la cual lo hicieron venir y presentar la denuncia. Sé que era un hombre formado, no puede haber escrito lo que dice en la denuncia “eso no lo escribió un abogado (…) La denuncia pareciera que es contra el gobierno, pero viendo lo pueril que es, lo necesitaban para presentarla pero después lo necesitaban muerto y la obligación es investigar a fondo para llegar a quienes son los responsables”.

También el diputado provincial de Nuevo Encuentro, Marcelo Saín sostuvo que el fallecido fiscal tenía estrechos vínculos con sectores tercerizados de la (Agencia Central de Inteligencia estadunidense) CIA en Argentina.

Sain, quien fue viceministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, advirtió sobre la debilidad de la denuncia presentada por Nisman de la cual dijo: sirvió para generar una crisis institucional.

También dijo que el automóvil en que se desplazaba Nisman”pertenece a una empresa cuyo titular es el jefe de Seguridad del Grupo Exxel, Eduardo Ecke, quien además es el hombre de Frank Holder, titular del grupo privado con el que opera la CIA país”.

Saín agregó que Nisman nunca ha avanzado más que aquello que le dictaron sus patrones que, afirmó, han sido miembros de la CIA; y los relacionó con los últimos movimientos de la causa con la crisis en el sistema de inteligencia que se desató cuando el Poder Ejecutivo inició un proceso de depuración del grupo que se había autonomizado del propio gobierno, con la figura de Jaime Stiuso a la cabeza. Consideró además que ésta debería ser una oportunidad para generar una reforma en el sistema de inteligencia integral, ya que éste funciona desde la época dictatorial y la democracia no lo tocó.

Sain sostuvo que habría que mirar a quién dejó el arma, Diego Lagomarsino, quien vio por última vez a Nisman, y recordó que su nombre lesuena de inteligencia.

También el diputado nacional Carlos Raimundi advirtió que Nisman no estaba actuando como hombre jurídico, era una pieza de una jugada de desestabilización política y recordó todos los intentos de los últimos tiempos por parte de sectores opositores e intereses extranjeros para desestabilizar al gobierno.