narco
La guerra sigue: EU inunda de armas el país, y el narco se da gusto con jóvenes sicarias
21 abril, 2015
Detiene la PME a los presuntos responsables de homicidio de un hombre en Xilitla
21 abril, 2015

Egipto condena al ex presidente Mursi a 20 años de prisión

Egipto condena al ex presidente Mursi a 20 años de prisión

El líder de la Hermandad Musulmana Mohamed Mursi fue condenado este martes a 20 años de prisión. Foto Reuters

Por Reuters

El Cairo. El líder de la Hermandad Musulmana Mohamed Mursi fue condenado este martes a 20 años de prisión por la muerte de manifestantes en diciembre de 2012, casi tres años después de convertirse en el primer presidente elegido libremente en Egipto.

Mursi estuvo de pie en una jaula en la corte mientras el juez Ahmed Sabry Youssef leía la sentencia en su contra y otros 12 miembros de la Hermandad Musulmana, que incluyen figuras de alto nivel como Mohamed Beltagy y Essam Erian. La condena fue transmitida en vivo por la televisión.

Los hombres fueron condenados por violencia, secuestro y tortura vinculados con la muerte de manifestantes durante protestas en 2012. Fueron absueltos de las acusaciones de asesinato, que conllevan la pena de muerte.

Un abogado de algunos de los acusados dijo que apelarán de la sentencia.

Con un gesto que simboliza resistencia a las fuertes medidas del Estado contra los islamitas, los acusados gritaron “Dios es el más grande” después de la lectura del veredicto.

El dictamen es el primero contra Mursi, quien dice que está determinado a revertir lo que llama un golpe militar en su contra en 2013, llevado adelante por el entonces jefe del ejército, el ahora presidente, Abdel Fattah Sisi.

Mursi enfrenta cargos en otros cuatro casos que incluyen filtrar secretos a Qatar, conspirar con el grupo militante palestino Hamas para desestabilizar Egipto y organizar una fuga de prisión durante el levantamiento de 2011 contra Hosni Mubarak.

Amnistía Internacional pidió en un comunicado que Mursi vuelva a ser juzgado en un tribunal civil o que sea liberado.

La organización de derechos humanos describió el fallo como una “farsa de justicia” que “destroza cualquier ilusión restante de independencia e imparcialidad en el sistema penal judicial de Egipto”.