Astillero, Pacto por México
Astillero: ‘‘Háganle como quieran’’
23 septiembre, 2015
IMSS
Han fallecido 12 recién nacidos en hospital del IMSS
23 septiembre, 2015

El papa Francisco llega a la Casa Blanca

Papa

El papa Francisco saluda a su salida de la Nunciatura Apostólica, la misión diplomática del Vaticano en Washington, hacia la Casa Blanca, donde lo espera el presidente Barack Obama. Foto Ap

Papa


El papa Francisco saluda a su salida de la Nunciatura Apostólica, la misión diplomática del Vaticano en Washington, hacia la Casa Blanca, donde lo espera el presidente Barack Obama. Foto Ap

Por Ap

Washington. El papa Francisco llegó a la Casa Blanca ante miles de espectadores entusiastas.

Ambos se aprestan a reunirse en el solemne recinto de la Oficina Oval.

El papa pronunciara su primer discurso en Estados Unidos desde el jardín de la Casa Blanca y luego hablará a los obispos.

Washington es la primera escala de una visita a tres ciudades —las otras son Nueva York y Filadelfia— que durará seis días.

Gente de todas las confesiones quiere participar, desde los centenares que lo aguardaban en la Base Aérea Andrews hasta los grupos de espectadores en torno a la misión diplomática donde pernoctó.

Antes de su arribo, Francisco respondió a las críticas de la derecha a sus posiciones económicas. Durante el vuelo desde Cuba, dijo a los periodistas que algunas personas pueden tener la impresión equivocada de que se inclina “un poco más a la izquierda”.

“Estoy seguro de que nunca dije nada más allá de lo que está en la doctrina social de la iglesia”, aseguró.

En cuanto a los que cuestionan su catolicismo, añadió con una sonrisa: “Si tengo que recitar el Credo, estoy preparado”.

Obama espera encontrar terreno común con el papa para dar impulso a sus propias luchas contra el cambio climático o la disparidad de ingresos. Pero hay fuertes discrepancias entre los dos en asuntos tales como el aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Desde el punto de vista de Francisco, su siguiente escala después de la Casa Blanca es acaso más difícil. El pontífice de 78 años se reúne con los 450 miembros de la conferencia de obispos en la Catedral de San Mateo Apóstol.

Muchos obispos han tenido dificultades para aceptar la orientación que le quiere imprimir Francisco a la Iglesia católica hacia los problemas de justicia social. Casi todos fueron designados por sus antecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI. Sus prioridades han sido establecer límites claros a las conductas de los católicos frente a la legalización del aborto, los nuevos derechos gay y el abandono de las religiones establecidas por parte de muchos en Occidente.

La Iglesia estadunidense gasta cientos de millones de dólares anuales a través de sus agencias de servicios sociales y durante muchos años ha bregado por la reforma del sistema inmigratorio para reunir familias, recibir refugiados y dar a los pobres la oportunidad de una vida mejor. Pero la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos dedica cada vez más recursos a las campañas de gran repercusión contra el aborto, la anticoncepción y el matrimonio gay.