En delitos de lesa humanidad no se podrá reservar información: SCJN
4 abril, 2019
Ayuntamiento de SLP reporta récord en recaudación de predial y parquímetros
4 abril, 2019

El Parlamento catalán pide a Torra que convoque a elecciones

El Partido Socialista de Cataluña pidió a Quim Torra convocar a nuevas elecciones. Foto: @QuimTorraiPla

amando G. Tejeda

Madrid. Se abrió una nueva crisis en las instituciones catalanas. El Parlamento autonómico aprobó por mayoría absoluta una moción presentada por el Partido Socialista de Cataluña (PSE) en la que insta al presidente de la Generalitat, el nacionalista Quim Torra, a convocar a nuevas elecciones cuando el gobierno todavía no cumple su primer año en funciones o en su defecto someterse a una cuestión de confianza. Con esta decisión se abre un escenario de incertidumbre, una vez que el propio Torra y los dos partidos que le apoyan ya advirtieron que “no haremos ni una cosa ni la otra”.

El origen de la crisis de gobierno en Cataluña es porque, según la moción presentada, la administración de Torra es “inoperante”, sobre todo porque hasta la fecha no ha presentado al Parlamento los presupuestos que tiene por obligación someter a la consideración de los parlamentarios -argumentando que no tiene la mayoría suficiente para aprobarlos- y porque esto ha supuesto una parálisis en una buena parte de los proyectos y programas nuevos que se tenían pensado impulsar.

Torra tiene el apoyo de los 34 diputados de Junts per Catalunya (JxCat) y los 32 de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), con lo sólo suma 66 escaños de los 135 que integran el Parlamento autonómico. La clave de que perdiera esta moción el equipo de gobierno fue el hartazgo de sus anteriores socios en el gobierno catalán, los cuatro diputados de la Candidatura de Unitat Popular (CUP), que ya habían advertido durante el debate de investidura y las sesiones de la Cámara que en ningún caso apoyarán iniciativas “autonomistas” y que sólo están ahí para presionar que se cumpla el mandato del referendo del 1 de octubre. En esta ocasión la CUP decidió no participar en la votación, lo que facilitó que saliera adelante la iniciativa con los votos a favor del PSC (17), de Ciudadanos (36), de Cataluña en Común-Podemos (siete), el Partido Popular (4) y un diputado independiente.

El resultado de la moción no es vinculante, ya que solo compete al presidente de la Generalitat la posibilidad de someterse a una cuestión de confianza o de adelantar las elecciones, pero deja en una situación comprometida al gobierno de Torra, sobre todo porque a casi un año de asumir el poder no ha presentado ante el Parlamento los presupuestos, que son el eje sobre el que pilota cualquier gobierno.

JSL
JSL