Físico noruego se dispara con un AK-47 bajo el agua
27 enero, 2016
capital
Repensar y consultar sobre la política de gestión de basura en la ciudad
27 enero, 2016

Envía ONU invitaciones para negociaciones de paz en Siria

Envía ONU invitaciones para negociaciones de paz en Siria

Por Afp

Beirut. Las invitaciones para las negociaciones de paz en Siria, que comenzarán el 29 de enero en Ginebra bajo la égida de Naciones Unidas, se enviaron el martes a los participantes, aunque la oposición al régimen sirio discute todavía si sumarse a las conversaciones.

En el terreno, las fuerzas del régimen, apoyadas por la aviación rusa, registraron una nueva victoria frente a los rebeldes tras arrebatarles el lunes por la noche Sheij Miskin, una localidad estratégica situada entre Damasco y la ciudad de Sueida, ambas en manos del régimen.

La oficina del enviado de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura indicó en Ginebra que las invitaciones se enviaron el martes, si bien rechazaron precisar la identidad de las personas invitadas a representar al régimen de Bashar al Asad y a la oposición siria.

La fecha de comienzo de estas conversaciones estaba prevista el 25 de enero, pero tuvo que postergarse al 29 de enero a causa de un “bloqueo” en la composición de las delegaciones, según De Mistura.

El Alto Comité de las Negociaciones (ACN), una instancia creada en diciembre en Riad para las principales formaciones de la oposición siria, insistió recientemente para convertirse en la única representante de la oposición en Ginebra.

Sin embargo, figuras opositoras no pertenecientes a este comité afirmaron el martes haber recibido la invitación de la ONU.

En Riad, el ACN comenzó a reunirse el martes para decidir si sus miembros participarían en estas negociaciones, que buscan alcanzar una solución política a este conflicto que ha dejado en casi cinco años más de 260 mil muertos y ha implicado a numerosas potencias extranjeras.

Un miembro de la delegación del ACN, Fuad Aliko, indicó a la AFP que esta instancia había sido invitada. Pero antes de pronunciarse, los miembros del ACN quieren solicitar al enviado de la ONU “precisiones” sobre las otras partes invitadas, según una fuente próxima a la reunión.

¿Participación kurda?

El ACN “continuará sus discusiones mañana” a partir de las 10H00 (07H00 GMT), indicó el martes por la noche uno de sus miembros, Salem al Meslet.

Además de los miembros de este comité, Qadri Jamil, un exviceprimer ministro sirio destituido en 2013 pero que mantiene buenas relaciones con Rusia, aliada del régimen de Damasco, confirmó haber recibido una invitación. Haytham Manna, una figura de la oposición y copresidente del Consejo Democrático Sirio (CDS, una alianza de opositores kurdos y árabes), también dijo que fue invitado como “negociador”.

El CDS es el brazo político de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza apoyada por Estados Unidos e integrada principalmente por las YPG (Unidades de Protección del Pueblo), milicia kurda que controla importantes territorios en Siria.

No obstante, la participación de los kurdos, a la cabeza en la lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), que controla vastos territorios en Siria e Irak, es uno de los puntos de discordia entre los diferentes grupos opositores sirios y otros países implicados en el conflicto.

Moscú apoya a los kurdos, pero Ankara se opone con firmeza a su participación en las negociaciones de Ginebra.

Rusia frente a Turquía

Turquía advirtió el martes que no participará en las conversaciones de paz si los kurdos sirios del Partido de la Unión Democrática (PYD, rama política de las YPG) participan.

Un consejero de la dirección del PYD, Sihanuk Dibo, indicó ese mismo día que su formación no había recibido “hasta ahora” ninguna invitación de la ONU para estas conversaciones, pero que el partido estaba en contacto con otros grupos para “arreglar este asunto en las próximas horas.

Rusia, por su parte, estimó que sin los kurdos las negociaciones no podrían “dar resultado”. Moscú se opone, en cambio, al nombramiento como negociador jefe del ACN de Mohamed Alush, un jefe del grupo armado rebelde y prosaudita Jaish al Islam.

Como otras potencias extranjeras, Turquía y Rusia no deben participar directamente en las negociaciones de Ginebra, pero pueden desempeñar un papel de observador.

Las negociaciones, previstas a lo largo de seis meses, deben basarse en una hoja de ruta que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó en diciembre y que prevé un alto el fuego, un gobierno de transición en los seis meses siguientes y elecciones en año y medio.

La oposición exige además la marcha de Asad al inicio del período de transición.