Panteras de Irapuato truncan las ilusiones de los Lagartos de SLP
19 octubre, 2015
acuerdo
Reanudan EU y Europa tratos sobre el acuerdo trasatlántico
19 octubre, 2015

EU limpiará en España zona de accidente nuclear de 1966

España

El secretario de Estado estadunidense John Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores español, José Manuel García-Margallo, firmaron este lunes un acuerdo para limpiar la zona contaminada. Foto Ap

Por Dpa

Madrid. Medio siglo después de que un bombardero B-52 de la fuerza aérea de Estados Unidos cayera con cuatro bombas atómicas en la región de en Palomares, al sur de España, el secretario de Estado estadunidense John Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores español, José Manuel García-Margallo, firmaron este lunes un acuerdo para limpiar la zona contaminada.

El objetivo es “reparar un error que se cometió hace 50 años”, dijo el jefe de la diplomacia española en una rueda de prensa junto con Kerry en la capital española, que el domingo inició una visita de dos días a España.

La tierra contaminada será trasladada a Estados Unidos, según el memorando de entendimiento firmado por ambos funcionarios. Se trata de una declaración política tras la que ahora comenzará la negociación para el acuerdo técnico de cara a la rehabilitación de la zona.

“La voluntad es hacerlo ya, cuanto antes”, aseveró García-Margallo.

El 17 de enero de 1966, un bombardero aéreo B-52 se precipitó al vacío con cuatro bombas atómicas en el pueblo almeriense de Palomares, en el sur de España, tras chocar en el aire con su avión nodriza durante una maniobra de repostaje en vuelo.

Una bomba se recuperó intacta. Dos estallaron y contaminaron 220 hectáreas de campo con plutonio radioactivo. La cuarta cayó al mar Mediterráneo y se recuperó 80 días después del accidente.

Para despejar las dudas sobre una posible contaminación radiactiva, el entonces ministro español de Información y Turismo, Manuel Fraga, se bañó allí junto con el embajador de Estados Unidos, una de las escenas más recordadas de esa época de la dictadura franquista.

En 2003, el Ciemat, un organismo público de investigaciones que depende del gobierno español, concluyó que había 50 mil metros cúbicos de tierra contaminada con plutonio.