Grupos financieros bajan hasta 2.1% expectativa de crecimiento
23 noviembre, 2014
SLP, sexto lugar en portales de transparencia estatal de acuerdo al ranking 2014
23 noviembre, 2014

Ferguson, en espera de que se decida si hay cargos contra el policía que mató a Brown

Memorial en Ferguson

Memorial a Michael Brown, el joven estadunidense de 18 años que fue ultimado en agosto pasado por un agente de la localidad de Ferguson, en San Luis, Misuri. Foto Reuters

Ap, Afp y Dpa

Ferguson. Activistas, autoridades y la familia de Michael Brown hicieron un llamado a la calma ante la inminente decisión de un gran jurado sobre si presentará cargos contra el policía que mató a tiros al joven negro de 18 años el 9 de agosto en Ferguson, suburbio de la ciudad de San Luis, Misuri, donde la noche del viernes al sábado hubo protestas callejeras.

Convocatorias a una protesta pacífica fueron hechas en momentos en que la policía local informó sobre la detención de tres personas la madrugada del sábado en Ferguson, después de que grupos de manifestantes cerraron el tránsito de vehículos en esta ciudad de 21 mil habitantes.

Al exigir manifestaciones pacíficas, el padre del joven asesinado, Michael Brown Sr., dijo que hacer daño a otros o destruir propiedades no es la respuesta. No importa lo que decida el gran jurado, no quiero que la muerte de mi hijo sea en vano. Quiero que nos lleve a un cambio increíble, positivo, que haga de San Luis una región mejor para todos.

Ferguson ha estado en agitación permanente desde hace tres meses y medio, después de que el agente policial Darren Wilson disparó contra Brown. El oficial alegó defensa propia, lo cual ha sido rechazado por testigos, quienes aseguraron que el joven se rendía con las manos en alto cuando el uniformado lo ultimó.

La tensión creció la semana pasada, en la medida en que se aproxima la fecha del veredicto que debe emitir el gran jurado, que desde el 20 de agosto ha escuchado testimonios y ha revisado evidencias diversas sobre el caso, el cual desató desde el día de los hechos protestas violentas en Ferguson por abuso policial y racismo.

El gobierno estatal logró disminuir las protestas con el envío de la Guardia Nacional, que después de ser retirada durante dos meses volvió a ser llamada por el gobernador Jay Nixon para ser desplegada esta semana en Ferguson.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) designó a un centenar de agentes adicionales para reforzar la vigilancia en ese suburbio. Este sábado dijo haber decomisado dos pistolas cargadas, durante una operación de búsqueda y control de explosivos. Previamente, la entidad dio a conocer el arresto de dos personas que poseían una cantidad no determinada de petardos.

Una queja de activistas y habitantes de Ferguson contra el gran jurado, de 12 miembros, es que sólo tiene tres integrantes de raza negra, a pesar de que la localidad está mayoritariamente habitada por ese sector de la población.

La fecha y la hora del veredicto han sido manejadas con cautela por las autoridades del tribunal que lleva el asunto. La televisora CNN, citando fuentes federales y estatales, informó que el gran jurado no llegó a una conclusión este sábado y fue convocado para el lunes. No hubo confirmación oficial sobre el tema.

Autoridades municipales de Ferguson suspendieron clases de lunes a miércoles, inicialmente, en previsión de nuevos disturbios.

La organización de derechos civiles Advancement Project dijo estar preparada para protestar en 70 ciudades del país, en caso de que el veredicto beneficie al policía. Otras agrupaciones se pronunciaron por movilizaciones pacíficas, y el presidente Barack Obama pidió el viernes a los habitantes de Ferguson que se manifiesten en paz.