La PGR, omisa en denuncia contra Aguirre Rivero
18 febrero, 2015
Científicos detectan peligrosa cepa del VIH en Cuba
18 febrero, 2015

Fuerzas ucranias se retiran de la asediada Debáltsevo

Fuerzas ucranias se retiran de la asediada Debáltsevo

Retirada de las fuerzas ucranias tras un intenso bombardeo y combates callejeros con separatistas prorrusos a pesar de la tregua que entró en vigor el domingo. Foto Reuters

Por Reuters

Artemivsk/Kondratyevka. Las fuerzas el gobierno de Ucrania empezaron a retirarse este miércoles de la ciudad de Debáltsevo, en el este del país, después de un feroz asalto de los separatistas prorrusos que, según Europa, violó un alto al fuego recientemente pactado.

El presidente ucranio, Petro Poroshenko, dijo antes de volar a Debáltsevo que más del 80 por ciento de sus tropas ya se habían retirado de este importante centro ferroviario, tras un intenso bombardeo y combates callejeros a pesar de la tregua que entró en vigor el domingo.

Los rebeldes dicen que el alto al fuego, negociado por Ucrania, Rusia, Alemania y Francia en una cumbre celebrada en Bielorrusia la semana pasada, no se aplica a Debáltsevo, que une las dos regiones del este de Ucrania controladas por los rebeldes, Donetsk y Lugansk.

Poroshenko y Occidente dicen que el asalto rebelde está siendo reforzado por tanques rusos, artillería y soldados, aunque Moscú niega haber enviado fuerzas para unirse a la batalla por una región que el presidente Vladimir Putin ha llamado “Nueva Rusia”.

“Las acciones de los separatistas respaldados por Rusia en Debáltsevo son una clara violación del alto al fuego”, dijo en Bruselas la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, incrementando las críticas de Occidente a la ofensiva rebelde en esa ciudad.

“La UE está lista para tomar acciones apropiadas en caso de que continúen los combates y otros acontecimientos negativos en violación de los acuerdos de Minsk”, dijo, en aparente amenaza a más sanciones económicas sobre Moscú.

Un portavoz del gobierno alemán dijo que el acuerdo de Minsk fue dañado, aunque tenía sentido intentar implementarlo.

Putin no mostró signos de que vaya a enmendar su posición sobre la crisis en Ucrania el martes por la noche, ya que instó a los líderes prooccidentales de Kiev a que permitan que sus soldados se rindan para evitar más derramamiento de sangre.

Horas después, la retirada de las tropas ucranias estaba en marcha. Un testigo de Reuters vio a soldados exhaustos, con los rostros ennegrecidos, algunos en columnas, otros en autos, llegando a Artemivsk, unos 30 kilómetros al norte de Debáltsevo.

Comandantes leales a Kiev dijeron que algunos efectivos se habían retirado, aunque había reportes de combates aún en la ciudad. Un corresponsal de Reuters cerca de Debáltsevo vio humo negro elevándose sobre la ciudad y escuchó fuertes explosiones horas después de que comenzara la retirada.

“La retirada de las fuerzas desde Debáltsevo está teniendo lugar de una forma planeada y organizada”, dijo Semen Semenchenko, que dirige el batallón paramilitar de Donbass.

“El enemigo está intentando cortar las carreteras e impedir la salida de las tropas”, publicó en Facebook.

Las noticias sobre la retirada afectaron inmediatamente a los mercados financieros, y aumentó a máximos récord el coste de asegurar la deuda ucrania contra el impago y los diferenciales entre bonos ucranios y los referenciales de Estados Unidos.

El rublo permanecía bastante estable frente al dólar.