PADRONES
Transparentarán padrones de programas sociales del DF
28 septiembre, 2015
América sólo piensa en superar al León, afirma Pelaez
28 septiembre, 2015

Guatemala: Detenido confirma sobornos a Otto Pérez y a Baldetti

guatemala

Un hombre lava sus manos con el agua que cae del techo, durante una intensa lluvia en la capital de Guatemala. Foto Reuters

guatemala

Un hombre lava sus manos con el agua que cae del techo, durante una intensa lluvia en la capital de Guatemala. Foto Reuters

Por Dpa

Guatemala. Uno de los acusados de integrar la estructura criminal La Línea confirmó hoy ante un juez que el ex presidente guatemalteco Otto Pérez y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti recibieron parte de los millonarios beneficios económicos de la red de defraudación aduanera.

Salvador Estuardo González Álvarez, alias Eco, reconoció ante el juez Miguel Ángel Gálvez, a cargo del proceso, que ambos recibieron el 50 por ciento de los sobornos que se cobraban en la operación para “agilizar los trámites aduaneros”.

El monto de los sobornos asciende a al menos 3.7 millones de dólares entre mayo de 2014 y abril de 2015, de acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

González es considerado como uno de los implicados de más alto nivel en la estructura “externa”.

El acusado compareció hoy al Juzgado B de Mayor Riesgo para rendir su declaración ante el juez Gálvez en la audiencia de apertura a juicio contra los 24 implicados.

González reconoció formar parte de la organización y declaró ser quien llevaba el control de la distribución de los recursos. Por ello -indicó- decidió identificar a Pérez y Baldetti con la “guía” de “El 1” y “La 2”.

Estas claves están contenidas reiteradamente en las interceptaciones telefónicas que la Fiscalía y la CICIG presentaron como evidencias.

González dijo que el contacto con el mandatario y la vicemandataria fue el secretario privado de esta última, Juan Carlos Monzón -prófugo-, a quien conocía desde la adolescencia.

Explicó que a la primera que conoció fue a Baldetti, con quien acordó la reactivación de varias sociedades anónimas de su propiedad para “dar la apariencia legal a sus transacciones”.

Explicó que como parte de las claves empleadas también identificaron a la CICIG como “las cinco letras”, ante las investigaciones que ésta cumplía por este caso.

También dio detalles de una reunión con el presidente Otto Pérez y el entonces titular de la Superitendencia de Administración Tributaria (SAT), Carlos Muñoz, quien está detenido, en la que se discutió con el mandatario un plan para aumentar la recaudación.

Producto de ello se realizaron 52 cambios en las aduanas, indicó.

González también reveló que se contactó a la ex intendenta de Aduanas, Claudia Méndez -a quien Gálvez decidió procesar la semana pasada-, para explicarle el proyecto y ofrecerle el 5 por ciento de los beneficios.

Indicó que “una vez” le entregó una caja de regalo conteniendo unos 6.418 dólares, pero que ella respondió que no quería recibirlo más.

El abogado de Baldetti, Mario Cano, estuvo presente durante la audiencia y argumentó que González dijo “suponer” pero no reconoció que su clienta haya recibido “de su mano” algún soborno.

La estructura criminal La Línea fue desarticulada por la CICIG y la Fiscalía el 16 de abril, cuando fueron detenidas 22 personas.

Posteriormente, el 21 de agosto, un juez ordenó la detención de Baldetti, mientras ambos organismos plantearon una solicitud para el despojo de inmunidad a Pérez.

El mandatario guatemalteco renunció al cargo la noche del 2 de septiembre y al día siguiente el juez Gálvez lo envió a prisión provisional.