Inicia programa Chalecos Blancos para combatir el ‘bullying’
19 enero, 2015
Ante Patriotas, Seattle buscará repetir triunfo en el Supertazón
19 enero, 2015

Hallan muerto al fiscal argentino que pidió indagatoria de Fernández

Asesinan a fiscal argentino

El fiscal Alberto Nisman, que hace unos días pidió la indagatoria de Cristina Fernández, fue hallado el domingo por la noche sin vida en el interior del baño de su habitación con un disparo de bala. Foto Xinhua

Stella Calloni, corresponsal La Jornada

Buenos Aires. El fiscal Alberto Nisman, a cargo de la causa que debe investigar a presuntos responsables del atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos y centenares de heridos en julio de 1994, fue encontrado muerto la noche del domingo en su departamento de Puerto Madero en esta capital, con un revólver junto a su cuerpo y encerrado con traba desde adentro del baño.

Nisman había presentado una denuncia insólita el pasado 14 de enero acusando a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman y a otros dirigentes de movimientos políticos y sociales de intentar lograr impunidad para un grupo de funcionarios iraníes de alto nivel, acusados por Estados Unidos e Israel -sin pruebas concretas- de ser responsables del atentado.

Nisman se refería al Memorándum de Entendimiento logrado por el gobierno argentino con Irán en 2013 para que los acusados pudieran ser interrogados por jueces y fiscales argentinos en Teherán y poder así -con presencia de observadores imparciales de todo el mundo- conocer la versión iraní de los hechos.

La denuncia causó un fuerte impacto político, los familiares de las víctimas agrupados en Memoria Activa y otros advirtieron que no creían en esta denuncia de Nisman, cuyo alejamiento de su cargo de fiscal habían solicitado varias veces.

En realidad Nisman había actuado en esta denuncia sin comunicar nada al juez de la causa Rodolfo Canicoba Corral y utilizando informes de escuchas telefónicas realizadas ilegalmente por un grupo de espías, que estaban bajo el mando de un jefe de operaciones de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) Jaime Stiuso ahora llamada SI (Secretaría de inteligencia).

“Me parece vergonzoso que (Nisman) haya aprovechado el mes de feria, el comienzo de un año electoral y por eso le doy connotación política”, dijo una de las dirigentes más respetadas de los familiares de las Víctimas, Olga Degtiar, refiriéndose a la denuncia sorpesiva del Fiscal.

La cancillería argentina, por su parte, demostró con declaraciones de directivos y ex directivos de Interpol, que fue el gobierno argentino quien insistió en que se mantuviera la “alerta roja” de ese organismo contra los acusados iraníes, incluso mientras se los indagara en Teherán y que fue la presidenta quien denunció la falta de cooperación iraní en Naciones Unidas, por lo cual se decidió una vía diplomática importantísima como era el Memorándum de entendimiento.

Como si fuera el guión de una película, el fiscal Nisman, que estaba de vacaciones con su familia en  Holanda, imprevistamente regresó a Argentina el 7 de enero, el mismo día del cruento atentado en París contra la redacción de Charlie Hebdo y presentó esta denuncia justamente en el mes de Feria judicial, logrando dejarla en manos de un juez como Ariel Lijo, que ha sido señalado como cercano a una oposición que maneja poderosos hilos del poder en la justicia.

Todo estaba basado en escuchas ilegales y también coincidió su presentación, con el despido y destitución recientemente de Jaime Stiuso y otros hombres de la Secretaría de Inteligencia que trabajaban con él y también con la CIA estadunidense y el Mosad israelí.

En estos días hubo una serie de informaciones muy serias que hacían imaginar que sería muy difícil para Nisman explicar ante la Comisón del Congreso la veracidad de su denuncia, aprovechada “miserablemente” por una oposición desesperada por el año electoral, como señalan funcionarios gubernamentales.

Reacciones

El fiscal Nisman tenía una custodia de la Policía Federal, que él mismo dirigía y fueron estos quienes se extrañaron de la falta de respuesta a los llamados telefónicos de la mañana del domingo pasado. Luego se intentó entrar en el departamento especialmente al descubrir que los periódicos continuaban en la puerta del departamento en la tarde. La custodia fue a buscar a la madre del fiscal para abrir la puerta, pero estaba cerrada desde adentro con la llave puesta.

Cuando se logró entrar encontraron el cuerpo sin vida del fiscal que en la noche del sábado fue entrevistado por un canal opositor al gobierno.

Hoy debía presentarse al Congreso y había suficientes pruebas para demostrar las fallas en su denuncia. Un fuerte dispositivo policial cuida el edificio del fiscal en la zona más cara de la ciudad de Buenos Aires, donde se hicieron presente el secretario de Seguridad Sergio Berni y la fiscal a cargo de la investigación, Viviana Fein.

El secretario general de la poderosa Delegación de Asociaciones Israelitas-argentinas (DAIA) Jorge Knoblovits, expresó su preocupación por el impacto de la muerte del fiscal Alberto Nisman en la causa principal del atentado a la AMIA, y sostuvo que a su criterio se trató de “un suicidio”.

Dijo además que “haber tomado esta determinación es de una tristeza increíble”, y planteó: “No hay que especular con otra cosa. Sabemos que es su propia pistola, un suicidio”.

De la misma manera, en un comunicado dado a conocer por el Estado de Israel en medios de Estados Unidos, se lamenta la muerte de “un jurista valiente” al referirse a Nisman y se habla de una “circunstancia trágica”, lo que es interpretado como un reconocimiento del suicidio.

Añade el comunicado que el fiscal “trabajó con una gran resolución para exponer la identidad de quienes perpetraron el atentado terrorista” y se manifiesta la esperanza “de que las autoridades argentinas continúen con las actividades de Nisman y que hagan “todos los esfuerzos para exigir Justicia a aquellos responsables por los ataques terroristas en la Argentina”.

Es decir en resumen que se mantenga la acusación contra los funcionarios iraníes, a pesar de la falta de pruebas, y tal como le ordenara Washington al fiscal, de acuerdo a los cables de Wikileaks  desclasificados y publicados aquí.