Lanza la NASA primer satélite que medirá la humedad terrestre
31 enero, 2015
Serena vence a Sharapova en abierto de Australia; logra su 19º Grand Slam
31 enero, 2015

Incendio devastó principal biblioteca de Moscú

Incendio en biblioteca de Moscú

Despúes de 17 horas, bomberos logran sofocar el fuego de la principal biblioteca de Moscú, Rusia. Foto Ap

Afp

Moscú. Un inmenso incendio devastó el sábado en Moscú la principal biblioteca universitaria de Rusia, dañando más de un millón de documentos históricos únicos y provocando la consternación de miles de científicos, que han evocado un ‘Chernobil’ cultural.

Según los equipos de emergencia, el fuego, declarado el viernes por la noche, aún no había podido ser controlado el sábado. Las llamas han devorado 2 mil metros cuadrados de la biblioteca del Instituto de Información Científica de Ciencias Humanas (Inion).

Construida en 1918, la biblioteca reúne más de diez millones de documentos históricos de los siglos XVI a XX, redactados en varios idiomas. “Es una gran pérdida para la ciencia: se trataba de la mayor colección de este tipo en el mundo, equivalente probablemente a la biblioteca del Congreso” estadunidense, aseguró el presidente de la Academia de las Ciencias, Vladimir Fortov.

“Aquí había documentos imposibles de encontrar en otro sitio. Lo que ha ocurrido recuerda a Chernobil”, la catástrofe nuclear producida en la Ucrania soviética en 1986, aseguró, según las agencias de prensa rusas.

Fortov estima que más del 15% de los documentos de la biblioteca han quedado dañados, sobre todo por el agua utilizada para extinguir el fuego. “Nuestra tarea será restaurarlos, hay tecnologías ya existentes para ello”, se consoló. El incendio comenzó el viernes a las 22 horas (local) en el segundo piso del edificio, situado en el sur de Moscú, y continuó toda la jornada del sábado pese a la movilización de más de 200 bomberos.

Un cortocircuito podría haber estado en el origen del siniestro, según algunos medios rusos.

En la noche del sábado, los servicios de emergencias informaron de que los bomberos ya habían eliminado todo peligro de contagio del fuego a las salas donde se conservaban el resto de documentos.

La biblioteca poseía una de las colecciones de libros en lenguas eslavas más ricas del mundo. “La mayor parte de los libros raros conservados aquí fueron transportados desde Alemania después de la Segunda Guerra Mundial como trofeos”, explicó el director de la Biblioteca de Rusia, Alexander Visly.