Omega
Cae el mito de los suplementos de Omega 3
26 agosto, 2015
Moon
Se debe hacer mucho más por crisis migratoria: Ban Ki-moon
26 agosto, 2015

Investigan si militares de EU ‘maquillan’ informes de lucha contra el EI

militares

En la imagen, combatientes kurdos pershmerga caminan, mientras se alzan gruesas columnas de humo, tras un ataque contra el Estado Islámico cerca de Bagdad, Irak. Foto Reuters

Por Afp

Washington. El Pentágono investiga si responsables militares estadunidenses dieron un tinte más optimista a informes sobre la guerra contra el Estado Islámico (EI) en Irak, informó el miércoles el diario The New York Times, citando fuentes cercanas al caso.

El inspector general del Pentágono inició una investigación luego que un analista civil de la agencia militar de información (DIA) afirmó que tenía evidencias de que responsables del Centcom, el comando militar estadunidense en Medio Oriente, modificaban las conclusiones preparadas para el presidente Barack Obama y otros responsables políticos sobre la lucha contra el EI.

Las fuentes anónimas citadas por el diario no precisan cuándo se realizaron estas modificaciones ni quién las hizo.

Una directiva de la oficina del director de información (DNI), que coordina las 17 agencias estadunidenses de información, estipula que los análisis “no deben ser distorsionados” en favor de una audiencia o política particular.

Desde el inicio de los bombardeos estadunidenses contra el grupo EI en Irak y luego en Siria, hace un año, las fuerzas de seguridad iraquíes recuperaron algunos de los territorios conquistados por los yihadistas pero ninguna de las grandes ciudades que controlan, como Mosul o Ramadi.

Pero las agencias de información estadunidenses descubrieron recientemente que los ataques no han debilitado demasiado al EI, cuya influencia se ha extendido al norte de África y a Asia Central, según el Times.

El mes pasado el enviado especial de Obama, el general retirado John Allen, dijo que el EI “está perdiendo”.

Pero el secretario de Defensa, Ashton Carter, reconoció la semana pasada que la guerra es “difícil” y que llevará “algo de tiempo”.