Saturado, hospital que atiende problemas de la vista
28 diciembre, 2015
Niega Manning uso de hormona de crecimiento
28 diciembre, 2015

Medidas urgentes en Italia contra la contaminación

Columnas de humo se elevan de una chimenea en Milán, Italia. Foto Ap

Por Dpa

Roma/Milán. Numerosas ciudades italianas luchan contra los altos índices de contaminación con amplias prohibiciones de tráfico y otras medidas: en Roma, la capital italiana, loa autos con matrículas impares no pudieron circular durante nueve horas.

Entre las 7:30 y las 12:30, y entre las 16:30 y las 20:30 los vehículos con matrículas impares no pudieron moverse por las calles de la Ciudad Eterna. Mañana serán aquellos que tengan matrículas pares los que no podrán.

En Milán, los vehículos particulares tienen prohibido circular entre las 10:00 y las 16:00 hasta el miércoles.

Se han reducido los precios de los billetes del transporte público para fomentar que las personas dejen sus autos aparcados y viajen en transporte público. De este modo, en Roma se instauró un billete único para todo el día.

Este tipo de regulación lleva instaurada en Milán desde mediados de diciembre, y en Turín se aplicarán hasta el martes.

El temor a una situación caótica por tráfico durante la mañana de hoy no se cumplió, en parte por las fechas festivas que provocaron que menos personas tuvieran que salir de casa.

El culpable de la alta concentración de partículas contaminantes en el aire es el clima soleado y seco y la ausencia de viento durante el invierno italiano. Las esperanzas están puestas en que la meteorología cambie y lleguen los vientos y las lluvias.

Sin embargo, las previsiones indican que el tiempo se mantendrá casi sin cambios hasta año nuevo.

Tanto en Roma como en Milán, Nápoles y Turín, el límite de 50 microgramos de partículas por metro cúbico de aire, superó el máximo de 35 días permitidos al año.

En Milán, la medición de hoy supone que ya se ha llegado a 98 días este año en los que se registran valores superiores a los máximos recomendados. Junto a Milán o Roma, ciudades como Nápoles, Bérgamo y Frosinone decretaron prohibiciones de tráfico. Cientos de policías adicionales se encargaron de realizar controles. Las multas podían superar los 600 euros.

No está claro si las limitaciones de tráfico se alargarán. El ministro de Medio Ambiente, Gian Luca Galleti, encabezará el miércoles una reunión de crisis con los alcaldes de las ciudades más grandes y los gobernadores de las regiones para saber cómo proceder.

Las prohibiciones son polémicas. Mientras que para la oposición y los grupos ecologistas no son suficientes, los comerciantes y restauradores temen una caída en el número de clientes en los centros urbanos.