Programa el CEFIM cursos y capacitaciones para este año
16 enero, 2015
Internos del penal de La Pila podrán terminar la prepa
16 enero, 2015

Miles de islamitas salen a las calles en el mundo árabe contra ‘Charlie Hebdo’

Islamitas

Islamitas protestaron en Pakistán contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, cuya portada más reciente muestra una caricatura del profeta Mahoma. Foto Reuters

Dpa

Islamabad/El Cairo. En la ciudad paquistaní de Karachi se produjeron hoy fuertes enfrentamientos entre la policía y unos 400 manifestantes que protestaban por la edición de esta semana de la revista satírica Charlie Hebdo, en la que vuelven a aparecer caricaturas del profeta Mahoma.

Unos 400 simpatizantes de un partido islamita intentaron asaltar el consulado francés después del rezo de los viernes, informó el alto funcionario policial Pir Mohamed Shah. Tres personas resultaron heridas, entre ellos un fotógrafo paquistaní de la agencia de noticias francesa AFP.

El reportero está grave con una herida de bala que según la policía fue disparada por los manifestantes. Sin embargo, estos acusan a las fuerzas de seguridad. Los agentes dijeron en un primer momento que habían lanzado disparos de advertencia contra la muchedumbre, pero luego lo desmintieron.

Shah señaló que se llamó a las tropas paramilitares como refuerzo para proteger el consulado. Se desconoce si había personal dentro del edificio.

En todo el país salieron a las calles cientos de miles de personas para protestar por las caricaturas, según cifras de la policía. Las marchas habían sido convocadas por grupos y partidos islamitas.

Presuntas ofensas contra el profeta Mahoma han sido causa muchas veces de protestas violentas en Pakistán. Por ejemplo, más de 12 personas murieron en 2012 durante marchas masivas en protesta contra una película considerada un insulto a Mahoma. La blasfemia está castigada además en el derecho paquistaní con la pena de muerte.

El primer ministro del país condenó el jueves la publicación de la caricatura de Mahoma en la portada de la primera edición de Charlie Hebdo que salió tras los atentados de la semana pasada, en los que dos extremistas mataron a 12 personas en la redacción de la revista.

“La libertad de prensa no debería ser usada para herir los sentimientos religiosos”, dijo. El Parlamento de Islamabad condenó de manera unánime el dibujo.

Miles de personas se manifestaron también en Argelia contra Charlie Hebdo. Las marchas, encabezadas por el lema “Todos somos Mahoma” tras la oración del viernes, fueron ecompañadas por una masiva presencia policial. Algunos de los participantes vitoreaban a los atacantes de París y los llamaban “mártires”.

En Jerusalén salieron a la calle varios cientos de palestinos.

Según la agencia local Maan, se reunieron en la Explanada de las Mezquitas también después de las oraciones. Al final de la protesta quemaron una bandera francesa. El gran muftí de Jerusalén había condenado previamente la representación del profeta, prohibida en el islam, pero también toda forma de terrorismo.

En la capital de Jordania, Ammán, la policía impidió una protesta que quería dirigirse hacia la embajada francesa, informa el diario local “Al Ghad” online. Hubo forcejeos y la policía detuvo a cuatro manifestantes. Los participantes llevaban carteles que decían: “La libertad de expresión no significa ofender nuestras creencias”.

Las oficinas del semanario francés Charlie Hebdo fueron atacadas por dos islamistas el 7 de enero, que mataron a varios de los caricaturistas más conocidos de la publicación, entre ellos al redactor jefe, Stéphane Charbonnier, que fue enterrado hoy.

Pese a ello, este miércoles la revista volvió a sacar una nueva edición que lleva en portada una caricatura de Mahoma llorando y encima la frase: “Todo está perdonado”. La edición, con la que los supervivientes pretenden subrayar que no se dejarán vencer por el miedo, vendió millones de ejemplares en Francia.