La cinta ‘Lucifer’ causa polémica en redes sociales
27 enero, 2016
valles Gastón Santos Pue
Se reúne procurador con familiares de víctimas en accidente de Cordillera de los Alpes
27 enero, 2016

Nuevo escándalo en Hollywood ante reformas de la Academia

Estatua colocada en el teatro chino de Hollywood para la entrega 22 de los Premios del Sindicato de Actores de la Pantalla en Los Ángeles. Foto Afp

Por Ap

Nueva York. Desde que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas dijo que modificaría las normas de membresía en respuesta a las protestas por la diversidad de sus votantes y postulados a los premios, se ha producido un nuevo escándalo en Hollywood.

Muchos miembros de la academia protestan que las nuevas medidas convierten injustamente a los miembros más antiguos en chivos expiatorios e insinúan que son racistas.

La academia ha recibido cartas furiosas. Las revistas especializadas están repletas de columnas de opinión críticas. Por el otro lado, activistas por los derechos civiles y otras personas dicen que las medidas de la academia son insuficientes. Sostienen que se necesitan dar nuevos pasos para que los Óscar y la industria cinematográfica sean más incluyentes.

Las reformas, cuya intención era calmar una crisis, solo han servido para agravarla. La entrega de los Óscar el 28 de febrero se parece cada vez menos a una fiesta del glamour y cada vez más un campo de batalla.

“Todos tenemos que calmarnos un poco. La conversación se ha vuelto demasiado áspera”, dijo Rod Lurie, guionista y director de Straw Dogs y The Contender y miembro de la rama de directores de la academia. “Nadie en la academia debería prestar atención a las acusaciones de racismo”, dijo Lurie en una entrevista, “pero evidentemente hay prejuicios creados por la demografía de la academia”.

La academia, habitualmente lenta para tomar medidas, actuó con rapidez la semana pasada y convocó a una reunión de emergencia de su Junta de Gobernadores. Después del segundo año consecutivo en que todos los nominados en los rubros actorales son blancos -y de llamados a boicotear la transmisión de la ceremonia de entrega-, la junta de 51 miembros aprobó por unanimidad modificar las normas de membresía para alterar la composición de siete mil miembros, en su mayoría hombres blancos mayores.

Si antes la elección como votante era vitalicia, ahora quedará limitada a los que han estado activos en los últimos 10 años, con algunas excepciones, como los nominados anteriores al Oscar. La academia también se fijó el objetivo de duplicar el número de miembros mujeres y de minorías étnicas para 2020.

Algunos miembros, aunque están a favor de diversificar la academia, dijeron que quitar el derecho de voto a los miembros más viejos huele a discriminación por edad, y que la culpa por la falta de nominados de las minorías en los últimos dos años no es de ellos, sino de la industria.

Varios estudios revelan que las minorías tienen escasa representación en todos los niveles, desde los protagonistas en la pantalla hasta los directivos que dan luz verde a un filme. Pero los últimos dos años son una aberración en la historia reciente de los Oscar. En los 10 años anteriores, 24 de los 200 nominados en las categorías actorales eran negros (la representación de hispanos o de estadounidenses de origen asiático es muy inferior).