Anuncia Delfina Gómez marcha contra imposición de Del Mazo
20 julio, 2017
Al menos 27 detenidos por los bloqueos en Tláhuac
20 julio, 2017

Organizaciones de Argentina reclaman emergencia urbana y alimentaria

Stella Calloni

Buenos Aires. Más de mil ‘ollas populares’ fueron instaladas en diversos lugares de Argentina por organizaciones y movimientos sociales que cortaron el tránsito durante la mañana de este jueves, en el centro capitalino, reclamando la urgente sanción de la ley de emergencia alimentaria ante la gravedad de la situación social. En otras instancias, se reclama también al gobierno de Mauricio Macri una ley de emergencia urbana, ante miles de personas durmiendo en las calles de Buenos Aires.

Por otra parte, continúan las movilizaciones de trabajadores despedidos, como la realizada el pasado martes por los afectados de la empresa PepsiCo quienes además fueron brutalmente reprimidos. En ellas participan organismos sindicales, sociales y humanitarios.

Lo mismo sucede en el Municipio de Zárate, provincia de Buenos Aires, que tenía un importante polo industrial y se está destruyendo. Ahí, la Central de Energía Nuclear de Atucha despidió, en los últimos días, a mil 500 trabajadores. Esto significa la desaparición de un pueblo que estaba creciendo, conformado por las familias de los trabajadores y empleados que se habían trasladado al lugar. Los miles de despedidos de Zárate fueron visitados esta semana por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien escuchó testimonios de las familias. Fernández, candidata a Senadora por Unidad Ciudadana, que reúne al Frente para la Victoria y otros partidos, está a la cabeza de las encuestas hacia las próximas elecciones legislativas.

Sucede en todo el país, incluida Tierra del Fuego, en el extremo sur del país, donde miles de familias están abandonando el lugar que había progresado notablemente, al cerrarse ahora todo tipo de industria y ensambladoras. Las ollas populares de este día fueron ubicadas en los accesos a esta ciudad, y las movilizaciones contra “el ajuste y el hambre” llegaron a Plaza de Mayo para denunciar la gravedad de la situación que se refleja en los comedores comunitarios, donde escasea la comida y aumentan a diario los comensales.

Daniel Menéndez, coordinador de la organización Barrios de Pie, explicó que el proyecto de emergencia alimentaria está presentado en el Congreso, pero los diputados del oficialismo se niegan a tratarla cuando esta ley determina un aumento de presupuesto para los comedores escolares.

Mediante un comunicado las Organizaciones denuncian que, a medida que los despidos siguen multiplicándose tanto en el Estado como en los sectores fabriles, la situación se agrava cada día. De acuerdo a datos recientes existen 12 millones 500 mil pobres, y seis de cada diez niños vive bajo la línea de pobreza. Los manifestantes advirtieron que los trabajadores de la economía popular, que estaban integrados a los programas de empleo, cobran 4 mil 400 lo que ubica a miles de familias por debajo de la línea de indigencia.

En relación al Censo Popular de Personas en situación de Calle, se estableció que unas 4 mil 500 personas viven en los hospitales, debajo de los puentes, en algunas plazas, refugiados en la entrada de comercios, donde haya algo que los cubra de las lluvias y el frío. El Censo demostró que, contando los que se refugian en unos “paradores municipales”, llegan a más de 6 mil las personas en situación de calle.

El dirigente del Movimiento Popular Dignidad, y precandidato a legislador por Convocatoria Porteña, Rafael Klejzer, reclamó que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires declare la emergencia habitacional en el distrito, la administración conjunta de los paradores entre el Ejecutivo local y las organizaciones sociales y una mayor intervención de la Iglesia, que cuenta con recursos para asistir a las 4 mil 4500 personas que todas las noches duermen en la calles.

El dirigente se refirió también a los paradores municipales, que están concebidos como una cárcel y separan a las familias, y remarcó la necesidad de que la Iglesia se involucre de lleno y que la situación sea manejada por los especialistas en personas en situación de calle. La diputada nacional, Fernanda Raverta, y el senador bonaerense, Gervasio Bozzano, repudiaron al secretario de Salud de Cambiemos de Mar Del Plata, Gustavo Blanco, por afirmar que las personas que se encuentran en situación de calle “son como los perros callejeros” porque “no se quieren ir a otro lugar” y denunciaron que “en lo que va del año ya murieron tres personas de frío en Mar del Plata”.

JSL
JSL