China dejará de suspender operaciones bursátiles en caso de caídas
China dejará de suspender operaciones bursátiles en caso de caídas
7 Enero, 2016
Mueren 60 policías en ataque de camión bomba en Libia
Mueren 60 policías en ataque de camión bomba en Libia
7 Enero, 2016

Pantalla Nómada / La verdad oculta o la ignominia de la NFL

Pantalla Nómada / La verdad oculta o la ignominia de la NFL

Por Alan Rodríguez

Resulta paradójico que para cuestionar un exitoso modelo se utilice uno de sus componentes, todavía más si se trata de uno que ha contribuido a su gloria. En La verdad oculta (Concussion, USA, 2015) queda en entredicho la ética de la liga deportiva más lucrativa en todo el mundo, la NFL (National Football League) a través del caso trágico de un jugador ex miembro de una franquicia emblemática.

El filme de Peter Landesman se basa en la historia verdadera del patólogo forense Bennet Omalu, quien en 2002 realizó la autopsia al cuerpo de Mike Webster, ex centro de los Pittsburgh Steelers y ancla de la línea ofensiva del equipo que marcó época en los setenta dominando la liga al ganar cuatro títulos.

El médico nigeriano detectó una nueva enfermedad, a la que denominó encefalopatía traumática crónica y que aseguró que fue la razón (la causa fue un ataque cardiaco) del deceso de ‘Iron Mike’ apenas a los 50 años.

La CTE, por sus siglas en inglés, se refiere a una degeneración gradual de la función cerebral por repetidas lesiones en la cabeza y que originan conmociones cerebrales.

Se manifiesta silenciosamente desde problemas de concentración y de memoria, lapsos de desorientación, mareos y dolor de cabeza, hasta arranques iracundos y síntomas parecidos a los de la enfermedad de Parkinson. Este padecimiento letal siempre fue negado por los directivos de la NFL.

Muchos hablan de la actuación en esta cinta de Will Smith haciendo del Dr. Omalu, con su inglés trabado e impecables principios, y que le valió una nominación a los Globos de Oro.

Encuentro más interesante la forma en que el filme desacredita a un organismo admirado por millones de personas y que durante cinco meses al año nos maravilla con un circo de proezas y prodigios en el emparrillado.

Según un artículo de la revista Forbes (The most valuable teams in the NFL, septiembre, 2015) los equipos de la NFL valen en promedio mil 970 millones dólares, 38 por ciento más de lo que valían el año anterior.

La ganancia se vio impulsada por un aumento de 39 millones en ingresos nacionales para cada uno de los 32 equipos que integran la liga.

Las ocho emisiones con mayor audiencia en la historia de la televisión estadunidense son partidos de Super Bowl.

Según la cadena NBC, la final del año pasado entre los Seattle Seahawks y los New England Patriots ha sido la más vista, al alcanzar la cifra de 114.4 millones de espectadores.

No hay una liga deportiva más penetrante en Estados Unidos. Cuestionar a la NFL y a sus dirigentes es lanzarse contra una auténtica institución que arrasa en los ratings de TV y que dicta misa los domingos.

Lo que vemos en el La verdad oculta es la temeraria aventura davidesca de un médico voluntarioso quien luego de insistir, al final pateó las espinillas de un Goliat financiero.

Un acierto de Landesman (Parkland, 2013), es enfatizar el origen de donde se desata la denuncia, el entorno de Pittsburgh, ciudad donde el equipo de los Acereros provoca el culto (acá en México también).

La revelación hallada por Omalu en el cuerpo de Mike Webster cobró notoriedad por tratarse de un ex acerero miembro del Salón de la Fama de su deporte pero que acabó su vida como un titán fallecido casi en la indigencia y que mal vendió sus anillos de Super Bowl.

Es pues una paradoja que mediante la desgracia de un jugador considerado el mejor de su posición en todas las épocas y la indiferencia del equipo con más campeonatos en la era reciente, quede de manifiesto una reprobable conducta de la liga profesional que más ganancias genera.

Landesman escribió esta película con el apoyo de su productor Ridley Scott, un especialista en relatos para la taquilla hollywoodense. Por eso este drama responde a lo que mucha gente gusta de ver, un personaje vulnerable confrontando al sistema con la única arma de su propia verdad.

Smith interpreta a este inmigrante ninguneado, intimidado, odiado y al final respetado. Lo encarna en distintos episodios de su increible experiencia; episodios de certeza, confusión, furia, desamparo y finalmente, de triunfo.

La película alude a las muertes de otros ex steelers, Terry Long y Justin Strzelczyk, y más jugadores de otros equipos (Junior Seau, Dave Duerson, Andre Waters) que cometieron sucidio presos de una mortal ansiedad. Por supuesto se sugiere así que otros tantos casos trágicos permanecen desconocidos u ocultos por la NFL.

Lo desvelado por el doctor Omalu devino en radical ofensiva contra la liga en 2013, cuando 4 mil 500 jugadores y ex jugadores demandaron a la NFL por lesiones cerebrales sufridas mientras jugaban al futbol americano.

Así fue que la liga tuvo que desembolsar 765 millones de dólares para indemnizar a jugadores y a sus familias.

La verdad oculta debe ser vista particularmente por los fanáticos del futbol americano como una oportuna apreciación de los perjudiciales efectos de un deporte incomparable por su espectacularidad, pero que tras la cortina de su perfeccionado show esconde historias de dolor y muerte.

Historias a todos ojos penosas, sí, pero que podemos apostar que este fin de semana quedarán de lado ante la algarabía de los playoffs.

Twitter: @kromafilm