Sergio Olhovich
Para hacer cine hay que saber de todas las artes: Sergio Olhovich
3 octubre, 2015
van gogh
Formulan hipótesis sobre depresión de Van Gogh
3 octubre, 2015

Papa Francisco, Acnur y Merkel, entre los favoritos para el Nobel de la Paz

acnur papa sesión solemne

Por Dpa

Estocolmo. A falta de menos de una semana para el anuncio del Nobel de la Paz, las especulaciones están en pleno auge.

Y son tres los nombres que se perfilan entre los favoritos de los 273 candidatos: el papa Francisco, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la canciller alemana Angela Merkel.

El hecho de que no se conozcan todas las nominaciones, teniendo en cuenta que ésta es la segunda edición con más aspirantes, sólo hace que alimentar los rumores y apuestas antes de que el comité noruego revele el próximo 9 de octubre en Oslo quién es el galardonado.

Según Kristian Berg Harpviken, director del Instituto de Investigación por la Paz en Oslo (que elabora una lista anual de finalistas, pero no está vinculado al comité Nobel), el premio podría estar relacionado con la actual crisis de refugiados. Y en ese sentido, apunta a la jefa del gobierno alemán por mostrar “liderazgo moral en momentos críticos”.

“Creo que lo que la hace merecedora del premio es la combinación de liderazgo moral y, al mismo tiempo, el abordar dilemas realmente duros”, dijo. Merkel ha sido propuesta por abogados alemanes por su papel a la hora de promover el alto el fuego en el este de Ucrania, añadió.

Por otro lado, según tres historiadores noruegos autores de una web sobre el Nobel de la Paz, la Acnur es otro de los candidatos fuertes de esta edición. De hacerse con el galardón, sería su tercer Nobel de la Paz.

No obstante, uno de los miembros del trío opina que el comité podría decantarse por un tratado internacional como el reciente acuerdo nuclear entre Irán y seis potencias mundiales. O el tratado de paz que negocian el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

“Es arriesgado. Lo hicieron en el pasado con los acuerdos de Oriente Medio y el tratado de paz de Vietnam en 1973”, señaló Asle Sveen refiriéndose a ejemplos en los que el comité intentó influir en procesos en curso.

Además, afirmó “Latinoamérica, como región, no recibe el premio desde 1992, y el tratado de paz de Colombia tiene muchas opciones de éxito”. No obstante, su firma definitiva no se espera hasta marzo, lo que podría minar sus posibilidades de premio.

Por otro lado, Dan Smith, director del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación por la Paz, sostiene que quizá el comité quiera subrayar “el año del clima” en vísperas de la conferencia internacional prevista para diciembre en París.

“No me sorprendería en absoluto y me encantaría ver un premio relacionado con el cambio climático”, declaró. Entre los posibles candidatos figuran el investigador estadunidense James Hansen y Christiana Figueres, directora de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático.

Pero además, según Smith, si el comité se decanta por premiar la justicia social, otro de los candidatos con opciones ganadoras es el papa Francisco.

Éste fue nominado por el diputado noruego Abid Raja, que argumentó el compromiso del pontífice argentino entre otros por la defensa de la libertad de credo. “Como musulmán, es para mí un gran honor nominar al papa”, declaró.

Aunque el comité Nobel recomienda a quienes nominan no revelar sus propuestas, no hay reglas formales contra ello. Eso explica por qué algunos nombres han salido a la luz, entre ellos el del pontífice.

Además, suena la candidatura del diario ruso Novaya Gazeta por su información independiente, o la de varias organizaciones contra las armas nucleares. Entre estas figuran la de dos supervivientes japoneses de la bomba atómica y la Campaña Internacional para la Abolición de Armas Nucleares.

En el pasado, el comité de cinco miembros que decide el Nobel de la Paz ha tomado decisiones sorprendentes no exentas de polémica. Un ejemplo reciente fue el premio al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuando llevaba menos de un año en el cargo.

Al año siguiente, China se molestó por el premio al disidente preso Liu Xiaobo. En este sentido, el Nobel a Novaya Gazeta o el grupo ruso pro derechos humanos ‘Memorial’ podría irritar a Moscú, pero “subrayaría la independencia del comité”, apuntó Sveen.

La composición del gremio cambió el pasado marzo, cuando Kaci Kullmann Five asumió la presidencia. Esta empresaria lideró el Partido Conservador noruego y es miembro del comité desde 2003.

Otra novedad es que Olva Njolstad asumió en enero el puesto de secretario sin voto y director del Instituto Noruego para el Nobel, que asesora al gremio a la hora de vetar candidatos nominados.

La semana Nobel comenzará el lunes con el anuncio del premio de Medicina o Fisiología, al que seguirá el martes el de Física y el miércoles el de Química. Después, el Nobel de Economía se entregará el 12 de octubre, y el de Literatura será, bien el jueves 8 o el 15.