lupus factores de riesgo atención servicios de salud arbitraje médico
ISSSTE detecta factores de riesgo para evitar infartos
9 septiembre, 2015
negligencia
No hay casos de negligencia en el IMSS en San Luis Potosí: Sigona Torres
9 septiembre, 2015

Prevén cargos contra reportera por agredir a refugiados

Por Reuters y Ap

Budapest. La camarógrafa de un canal de televisión privado húngaro Petra László, podría enfrentarse hasta a cinco años de cárcel, después de difundirse unos videos en los que aparecía dando una patada y metiendo el pie a inmigrantes que huían de la policía, entre ellos un hombre con un niño en brazos.

En videos distintos difundidos en medios y en internet, la mujer aparece dando una patada a una niña y haciendo tropezar a un hombre con un niño mientras cientos de inmigrantes, muchos de ellos refugiados sirios, huían de la policía en la frontera sur de Hungría con Serbia.

Dos partidos izquierdistas de oposición —la Coalición Democrática del ex primer ministro Ferenc Gyurcsany y el Diálogo para Hungría— dijeron que denunciarán a Laszlo a la policía. La legisladora Timea Szabo, de Diálogo, comentó que la camarógrafa demostró “lo bajo que puede llegar el comportamiento humano”.

László fue despedida ayer por la noche por el canal en el que trabajaba. “Una empleada de N1TV ha mostrado hoy un comportamiento inaceptable en el punto de Roszke”, dijo en un comunicado N1TV, también conocido como Nemzeti TV. “Hemos finalizado el contrato de la camarógrafa hoy con efecto inmediato”.

Szabolcs Kisberk, editor jefe del canal de televisión, dijo: “Creo que hemos hecho lo que teníamos que hacer en esta situación. No entendemos cómo pudo pasar esto, es impactante e inaceptable”.

Gran parte del contenido de N1TV se centra en las actividades del partido ultraderechista Jobbik, que desea la deportación de todos los migrantes.

El gobierno ultraderechista de Hungría ha asumido una postura inflexible sobre el flujo de inmigrantes a través de sus fronteras en ruta hacia Europa occidental, y los ha retratado como una amenaza a la prosperidad europea y los “valores cristianos”.

En lo que va del año se ha registrado a más de 150 mil inmigrantes, muchos de ellos refugiados de conflictos en Oriente Medio, a su entrada en Hungría, en línea con las normas de la Unión Europea, pero muchos inmigrantes se niegan, temiendo que después se les obligue a quedarse en el país.