delincuencia
Grave, cómo la sociedad mexicana consiente la delincuencia: periodista francés
18 octubre, 2015
Gabo
‘La Jornada’ y DocsDF presentan “Gabo, la magia de lo real”
18 octubre, 2015

Proponen teólogos a Iglesia reconocer matrimonio homosexual

homosexual

Una pareja de españoles sostienen en brazos a sus hijos mellizos que procrearon a través de un vientre subrogado. Foto: Cuartoscuro

homosexual


Una pareja de españoles sostienen en brazos a sus hijos mellizos que procrearon a través de un vientre subrogado. Foto: Cuartoscuro

Por Carolina Gómez Mena

México, DF. Teólogos y religiosos de poco más de una docena de países, entre ellos México, Cuba, Colombia, España, Estados Unidos y Camerún emitieron la Declaración Internacional de Teólogas y Teólogos sobre el Sínodo de Obispos sobre la Familia que se realiza en el Vaticano.

En el escrito hacen seis propuestas a los jerarcas católicos que participan en el encuentro, algunas de ellas relacionadas con las parejas homosexuales y los divorciados vueltos a casar.

En el escrito plantean que “no pertenece a la fe de la Iglesia el hecho de mantener intacto un determinado modelo de familia, propio de un tiempo y de una cultura” y añaden que “según los evangelios, Jesús de Nazaret fue profundamente crítico con el modelo de familia de su tiempo y de su cultura”.

Los casi 60 teólogos, entre ellos: Reverendo Dan González Ortega, rector de la Comunidad Teológica de México, Kochurani Abraham de la India, Xavier Alegre de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII de España, Olga Lucía Álvarez de la Asociación Presbíteras Católicas Romanas de Colombia, Nidia Arrobo de la Fundación Pueblo Indio Monseñor Leonidas Proaño de Ecuador, añaden que “creemos que hay que respetar las diferentes identidades, opciones y orientaciones sexuales como expresión de la pluralidad de formas de vivir la sexualidad entre los seres humanos”.

En consecuencia “deben reconocerse en la iglesia católica la homosexualidad y los matrimonios homosexuales en igualdad de condiciones que la heterosexualidad y los matrimonios heterosexuales”.

Subrayan también que “debe revisarse la condena indiscriminada de la interrupción voluntaria del embarazo por parte del magisterio eclesiástico” y que es “necesaria la derogación del canon 1398 del Código de Derecho Canónico que decreta la excomunión para quien produce el aborto”.

Añaden que “no existen razones bíblicas, teológicas, históricas, pastorales, y menos todavía dogmáticas, para excluir a hombres casados ni a las mujeres de ninguno de los ministerios eclesiales, ordenados o no ordenados” y piden que “se eliminen los obstáculos ideológicos, culturales y disciplinares de carácter sexista y se lleve a cabo la plena incorporación de las mujeres en los ámbitos indicados, incluido el acceso al sacerdocio y al episcopado”.

Sobre el divorcio, afirman que “no existe dogma de fe que lo impida, como tampoco que prohíba el acceso de las personas separadas o divorciadas vueltas a casar a la eucaristía. La actual disciplina excluyente en esta materia, quizá comprensible en el pasado, hoy no tiene justificación y, lejos de acercar a la gente en esas circunstancias a la comunidad cristiana, la margina, aleja y estigmatiza. Además, carece de fundamento evangélico”.

Por esto “el Sínodo de Obispos debe eliminar tal prohibición y facilitar el acceso a la comunión eucarística a las personas separadas o divorciadas vueltas a casar sin imponerles exigencia correctora alguna.”