Las doce reformas de AMLO
12 julio, 2018
Multa la Profeco con $6 millones 484 mil a Uber, Easy Taxi y Cabify
12 julio, 2018

Puigdemont será extraditado a España

Carlos Puigdemont, el ex presidente de la Generalitat de Cataluña, será extraditado a España. Foto: Ap

Armando G. Tejeda

Madrid. Carlos Puigdemont, el ex presidente de la Generalitat de Cataluña fugado desde el pasado octubre tras la fallida declaración unilateral de independencia, será extraditado a España tras una resolución del Tribunal Superior Regional de Schleswig-Holstein, en Alemania, donde fue detenido el pasado abril. El líder separatista sólo será entregado a los tribunales españoles para que sea juzgado por el delito de malversación y no por el resto de las faltas imputadas, entre ellas el de rebelión y desobediencia.
Puigdemont salió de forma furtiva de Cataluña a finales de octubre pasado, sólo dos días después de la declaración de independencia unilateral que impulsó su gobierno y que culminó con la intervención de las instituciones catalanes por parte del gobierno español, entonces presidido por Mariano Rajoy, y con la apertura de diligencias judiciales contra 23 dirigentes del proceso de secesión, incluido él mismo, como la cabeza visible de la estrategia diseñada.
El líder catalán se refugió primero en Bélgica, pero en uno de los viajes que hizo para denunciar su situación a los países nórdicos el juez instructor del caso en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, decidió ordenar de nuevo su detención. Fue entonces cuando emprendió la huida con el objetivo de llegar a Bélgica, donde tenía la legislación de su parte, pero fue interceptado por la policía alemana, en una operativo conjunto con los servicios de inteligencia españoles, en las inmediaciones de Hamburgo.
Después de permanecer en prisión durante dos semanas, los tribunales alemanes decretaron su libertad condicional hasta que se resolviera su expediente. Con esta resolución, Puigdemont será entregado de forma inminente al Estado español, pero la justicia sólo lo podrá juzgar por el delito de malversación, lo que supone un severo varapalo a la estrategia judicial diseñada por el magistrado español.
En esta resolución definitiva, la sala primera de lo penal del Tribunal alemán sostiene que los actos imputados al expresident de la Generalitat no cumplen los requisitos de los delitos alemanes de alta traición (art. 81 del Código Penal germano) ni de caso grave de perturbación del orden público.
Los jueces de Schleswig-Holstein argumentan que “un grado de violencia según lo prescrito en la regulación de la alta traición no fue alcanzado en los enfrentamientos en España”. También consideran que se descarta la responsabilidad penal de Puigdemont por perturbación del orden público, porque él sólo implementó el referéndum, y “no fue ‘líder espiritual’ de la violencia”.
En cambio, los tres jueces de la sala primera de lo penal del Tribunal de SH (Martin Probst, Matthias Hohmann y Matthias Schiemann) sí declaran admisible la entrega por malversación. El tribunal argumenta que la justicia española acusa a Puigdemont de tener responsabilidad compartida en la asunción de obligaciones financieras del sector público, y que corresponde al proceso penal español confirmar esas acusaciones.
JSL
JSL