Inició la fiesta de luz “Carmelight”
19 diciembre, 2015
pemex
Pemex está “técnicamente en bancarrota”, afirma economista
19 diciembre, 2015

Rajoy: Podemos, en condiciones de ser segunda fuerza

Rajoy

Arriba, Pablo Iglesias y Mariano Rajoy, candidatos de Podemos y Partido Popular, durante sus últimos mítines de cara a las elecciones de este domingo. Abajo, Albert Rivera y Pedro Sánchez, de Ciudadanos y PSOE. Foto Reuters y Ap

Por Armando G. Tejeda, corresponsal

Madrid.

Los cuatro aspirantes a gobernar España cerraron sus respectivas campañas electorales este viernes con euforia y optimismo, sobre todo los dos de los partidos emergentes –Podemos y Ciudadanos– que aspiran a terminar definitivamente con el bipartidismo que gobierna el país desde la transición a la democracia.

El resultado de las elecciones del domingo estará más fragmentado que nunca, por lo que en horas recientes de las campañas los militantes y candidatos defendieron la idea de que hoy más que nunca cualquier voto es importante.

El candidato del derechista Partido Popular (PP) y actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy, aspira a conseguir su primera relección después de cuatro años de severos ajustes, más desempleo y recortes a los servicios públicos básicos.

El castigo de los habitantes será grande, prevén sondeos. Harán pasar de una holgada mayoría absoluta –176 diputados– a ser la fuerza más votada por escaso margen (entre 125 y 135 diputados en un Parlamento de 350).

En la segunda plaza se fragua la batalla más feroz.

Según los datos más recienets, al calor del cierre de campaña de ambos partidos, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y su líder, Pedro Sánchez, han sido los más atacados por Ciudadanos y Podemos, tras alcanzar el segundo lugar, que les permitiría no sólo aspirar a condicionar el futuro gobierno, sino incluso plantearse formar gobierno.

Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, intentaron hasta el último minuto de la campaña conseguir el voto del ciudadano más próximo a la izquierda, mientras el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, se centró en el perfil de centroderecha, aunque también intentó atraer durante la campaña a los socialistas.

Con este escenario, en el que la lucha por la segunda plaza se decidirá sufragio por sufragio, los candidatos finalizaron sus respectivas campañas con mensajes claros sobre el futuro inmediato del país.

Rajoy viajó a Bruselas para reunirse con líderes europeos, en un encuentro en el que comentó a la canciller alemana, Angela Merkel, sus previsiones para el domingo.

El mandatario saliente se mostró confiado en ser la primera fuerza política y poder gobernar, y explicó a la dirigente europea que la guerra en la izquierda por la segunda plaza está muy ajustada y que Podemos, que partía en cuarto lugar hace dos semanas, está en condiciones de convertirse en la segunda fuerza en votos.

Rajoy explicó que después de las elecciones, la posición del PP es que quien gane debe gobernar. Es la voluntad de la gente y es lo que ha sucedido siempre desde 1977. Si alguien quiere que gane el PP, lo que debe hacer es darnos su voto y apoyo. Si alguien no quiere una coalición de Podemos, el PSOE y otros partidos de izquierda o extrema izquierda, lo mejor que puede hacer es dar su sufragio al PP.

Sánchez, quien cerró campaña en Madrid pero también participó por la mañana en un acto en Barcelona y Zaragoza, criticó al frente antiPSOE, que se ha formado en estos comicios por Ciudadanos, Podemos y el PP. Afirmó: Votar por Podemos y Ciudadanos es perpetuar al PP en La Moncloa.

Además volvió a ratificar sus palabras del lunes pasado durante el debate, en el cual acusó al mandatario español de no ser una persona decente.

Rajoy está enfadado. El lunes anterior se enfadó conmigo porque le dije lo que millones de españoles pensamos. Ya sabéis lo que pasa a la derecha, que se puede pensar pero no decir, señaló.

Política de pactos

El candidato Albert Rivera explicó su política de pactos, de cara al futuro gobierno del país, al sostener que “votaré no a quien intente formar un grupo de perdedores para desbancar a una lista que gana las elecciones, porque España va mal pero puede ir peor. No voy a apoyar a Podemos, Bildu y Compromís con el PSOE y a quienes además no ganen las elecciones”, apuntó.

El líder de Podemos cerró su campaña en Valencia, en un acto multitudinario junto con sus socios en la región, el partido Compromis, cuya dirigente, Monica Oltra, es la actual vicepresidenta de Valencia, tras alcanzar una alianza de gobierno con el PSOE.

Iglesias se mostró convencido de que la remontada se ha producido y que ganarán con holgura el domingo próximo.

El candidato de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, cerró su campaña en Getafe, en un acto multitudinario en el que insistió en que la auténtica propuesta de izquierda, a raíz de los problemas que aquejan al país, es la que él defiende.

¡Salud, república! ¡No nos arrodillaremos ante ningún poder, ni político, ni militar, ni eclesiástico!, declaró ante miles de personas que le aplaudieron.

Rajoy


Arriba, Pablo Iglesias y Mariano Rajoy, candidatos de Podemos y Partido Popular, durante sus últimos mítines de cara a las elecciones de este domingo. Abajo, Albert Rivera y Pedro Sánchez, de Ciudadanos y PSOE. Foto Reuters y Ap