Con música en vivo, la compañía de danza Aksenti celebra 25 años
10 Abril, 2015
Ex líder de la Amotac buscará diputación con Encuentro Social
10 Abril, 2015

Secuestros, robos y asesinatos: el costo que pagan las mineras extranjeras – VIDEO

Luego de que en los días pasados la minera canadiense McEwen denunciara el robo de casi una tonelada de mineral concentrado de oro en Sinaloa, valuado en ocho y medio millones de dólares, durante una entrevista a Rob McEwen, presidente ejecutivo de esa empresa, a la cadena de negocios de Canadá, Business news network, advirtió que en todo el periodo que han laborado en México han debido negociar con las bandas del crimen organizado, pagándoles “protección” para que no asesinen, secuestren ni roben en sus propiedades, y que podría ser una situación vivida por todas las mineras extranjeras.

Explicó además detalles de cómo ocurrió el robo del material, que aunque no es oro, su alta concentración del mismo lo hacen muy valioso. “Esto nos tomó muy por sorpresa, porque no hubo amenazas, además de que ocurrió la mañana de Pascua, llegó un grupo armado encapuchado y con armas largas, con un conocimiento muy claro de la empresa atrapan a todos los guardias y personal que se encontraba en el lugar y los encierran en el comedor, mientras que usando las contraseñas y tarjetas de los empleados accedieron al área donde estaba el material, lo cargan rápidamente en uno de los vehículos, y se van”.

En el video, el entrevistador le pregunta sobre quienes llevan las investigaciones, y el ejecutivo aclara que las policías municipales y estatales nunca intervienen en este tipo de sucesos, lo que entorpece y dificulta la investigación inmediata de las situaciones que se presentan. Ante la pregunta directa del entrevistador, sobre si confía en las autoridades mexicanas, cuya percepción a nivel internacional es de ser profundamente corruptas, responde que les da el beneficio de la duda, aunque señala que aún durante la noche luego del robo, se podían ver en los alrededores de la zona personas encapuchadas y armadas vigilando los caminos, pese a que ya las policías federales y locales se suponía habían montado un operativo.

“Sinaloa ni siquiera es un estado considerado entre los peligrosos, como Guerrero o Michoacán, porque ahí viven los capos y sus familias, fue muy sorpresivo todo esto. Ya estábamos acostumbrados a cooperar con los cárteles locales, incluso cuando hacíamos exploraciones, nos prohibían en ocasiones hacerlas, pero pasadas unas semanas y terminadas las actividades de ellos, cosecha de droga y demás, nos dejaban trabajar sin problema. Así es como hemos debido trabajar todos estos años, porque no podemos poner en riesgo la seguridad de nuestros empleados, quienes serían las primeras víctimas de los delincuentes”.

Finalizó diciendo que para la empresa las consecuencias del robo ya se están haciendo patentes, pues bajaron sus acciones en la bolsa de valores, además de que ahora deberán someterse a una investigación por parte de la aseguradora pues se sospecha incluso de que hubo algún informante que instruyó a los maleantes sobre lugares, procesos y materiales presentes en ese momento en la empresa. “Tenemos 4 filtros de seguridad, y con armas y amenazas todos fueron traspasados. Afortunadamente no hubo heridos, pero eso sólo nos dice que los asaltantes sabían cuales eran las horas en que la seguridad estaba más vulnerable. Ahora deberemos reforzar la protección, tendremos que ser como Fort Knox”, termina, tratando de bromear sobre la situación.

JSL
JSL