Serán ‘millennials’ 45% de los funcionarios de casilla
21 mayo, 2018
Juan Ramón Velázquez Uresti, nuevo encargado de la Dirección de la Policía Vial
21 mayo, 2018

Segunda semana de desobediencia civil en EU

La “Campaña de los Pobres”, iniciativa de Martin Luther King, es re-lanzada 50 años después. Foto Ap

David Brooks, corresponsal

Nueva York. Por segunda semana consecutiva, la Campaña de los Pobres -iniciativa de Martin Luther King re-lanzada 50 años después- realizó acciones no violentas de desobediencia civil en más de tres decenas de capitales estatales y Washington como parte de la construcción de un “movimiento de fusión moral” contra la pobreza, el racismo, el militarismo y la devastación ecológica.

En esta segunda acción semanal, el enfoque fue el racismo sistémico y la pobreza, incluyendo los temas de la supresión del voto de minorías, el ataque contra inmigrantes y la xenofobia, y los salarios de pobreza. Los manifestantes exigen que los políticos electores tomen medidas para responder a todo esto.

La campaña subrayó que días después de que el presidente Donald Trump llamó “animales” a indocumentados, en las acciones de hoy también exigió un sistema migratorio “justo que fortalezca nuestra democracia a través de la amplia participación de todos en este país”.

“Soy pobre, soy blanco, estoy aquí. Este hillbilly se está sumando a otros pobres de todos los colores -negros, morenos, rojos, amarillos, todas las sexualidades, todas las religiones- juntándonos en la Campaña de los Pobres. Nuestras espaldas están contra la pared, no tenemos de otra más que empujar de regreso”, declaró Nick Smith en una de las acciones de hoy.

Cantando viejos himnos de luchas de derechos civiles como nuevas rolas de resistencia, reverendos, curas, rabinos y otros líderes religiosos junto con sindicalistas, veteranos de guerra, activistas comunitarios, defensores de derechos de las mujeres, inmigrantes, estudiantes, maestros y más ocuparon capitolios u oficinas estatales desde Raleigh, Carolina del Norte a Springfield, Illinois, Jefferson, Misuri, Kansas City hasta Sacramento, California entre otras.

En Washington, los que encabezan la campaña, el reverendo William Barber y la reverenda Liz Theoharis fueron acompañados por el reverendo Jesse Jackson, uno de los líderes de la original Campaña de los Pobres después del asesinato de King la cual culminó con una marcha de pobres a esa capital donde miles establecieron una ciudad de carpas durante semanas. Juntos con decenas de participantes ingresaron al Capitolio para realizar sus acciones de desobediencia civil.

En Washington y alrededor del país, hoy al igual que hace una semana, cientos fueron arrestados en esta ola coordinada de acciones no violentas. Son parte de 40 días de acciones, foros y otros eventos para construir lo que se espera será un movimiento multirracial que se enfoca en enfrentar “los males del racismo sistémico, la pobreza, la economía de guerra, la devastaciones ecología y la moralidad distorsionada de la nación”.

El reverendo Barber, líder religioso y activista en Carolina del Norte pero ya con un perfil nacional, afirma una y otra vez que este intento para impulsar este movimiento es para rescatar al país de un deterioro moral que se manifiesta en las condiciones sociales y económicas de la mayoría de esta población. Insiste en que hay un punto de partida, “un solo centro moral” donde los viejos testamentos afirman que “donde uno tiene que estar… del lado de los pobres, los trabajadores, los enfermos, los inmigrantes”.

JSL
JSL