Comisión de archivos
UASLP recibe a la Comisión de archivos universitarios del Consejo Nacional de rectores en Costa Rica
18 Noviembre, 2015
nadal
Nadal vence a Murray; se clasifica a semis del Master de Londres
18 Noviembre, 2015

Siete horas de balas en Saint-Denis

Saint-Denis

Por Dpa

París. Cinco mil disparos llovieron durante una operación de siete horas hoy en la ciudad francesa de Saint-Denis, para rastrear al supuesto ideólogo de los atentados del viernes pasado en París, Abdelhamid Abaaoud. El operativo obligó a unas 20 mil personas a permanecer encerradas en su casa.

En la operación llevada a cabo hoy murieron al menos dos personas: un hombre que fue alcanzado por proyectiles y granadas y una persona que detonó un chaleco explosivo y que probablemente es una mujer, aunque todavía se están realizando comprobaciones, según el fiscal francés François Molins.

Escuchas telefónicas llevaron a los investigadores franceses a seguir una pista que apuntaba a la posible presencia en la vivienda de Abaaoud, considerado el cerebro de los atentados terroristas de la noche del viernes en París que dejaron 129 muertos, dijo el fiscal.

La operación de las fuerzas especiales comenzó en torno a las 04:27 horas (03 horas 27 GMT) en dos viviendas colindantes y duró unas siete horas. En la redada se produjeron explosiones y un intenso tiroteo en el que la policía efectuó 5 mil disparos. Según explicó Molins, la puerta de entrada resistió una primera detonación llevada a cabo por la policía y tras ello se produjo un tiroteo ininterrumpido que duró casi una hora.

Durante la operación resultaron heridos leves cinco agentes y murió un perro policía. Además fueron acordonadas varias calles y unas 20 mil personas tuvieron que permanecer encerradas en sus casas durante la operación.

Entre los arrestados en Saint-Denis hay tres hombres que se encontraban en el apartamento asaltado, otros dos que se escondieron entre escombros y la persona que facilitó la vivienda a los sospechosos. Según contó este último antes de ser detenido a la prensa francesa, le dijeron que dos personas de Bélgica utilizarían el apartamento pero no sabía que eran terroristas.

En los ataques del viernes murieron siete atacantes, entre ellos Brahim Abdeslam, hermano de Salah Abdeslam. Según informó hoy el canal belga RTL, la policía de Bélgica había interrogado a los hermanos después de que Brahim intentase sin éxito viajar a Siria.

“Sabíamos que se habían radicalizado y que podrían ir a Siria (pero) no mostraron señales de ser una posible amenaza”, citó RTL al portavoz de la fiscalía Eric Van Der Sypt.

El fiscal francés explicó hoy que los terroristas que actuaron en París se comunicaron mediante SMS. En una papelera cercana a la sala de conciertos Bataclan, uno de los escenarios de los atentados, se encontró un teléfono celuar con el siguiente mensaje: “Vamos, empezamos”. Todavía no se determinó a quién iba dirigido el mensaje.

Desde los atentados, la policía francesa realizó 414 registros de viviendas y detuvo provisionalmente a 64 personas, de las que 60 pasaron a disposición de la policía. Sólo la noche pasada se realizaron 118 registros, 29 personas fueron detenidas y 34 armas fueron requisadas. Cazeneuve destacó la absoluta determinación del gobierno para combatir el terrorismo sin indulgencia.

Mientras tanto, los investigadores franceses identificaron a las 129 víctimas mortales de los atentados terroristas de la noche del viernes. Antes de que finalice la semana se espera que todas las autopsias hayan concluido para que la Fiscalía pueda entregar los documentos necesarios que permitan el entierro de las víctimas, informó hoy el Palacio del Elíseo tras una reunión del gabinete de gobierno en París.

Por otro lado, dos aviones de la aerolínea francesa Air France que volaban de Estados Unidos a París fueron desviados tras recibir amenazas anónimas y lograron aterrizar de forma segura, uno a Salt Lake y otro a Halifax, en Canadá, informaron hoy los respectivos aeropuertos. Todos los pasajeros pudieron bajar a salvo.

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, alertó mientras tanto de la posibilidad de nuevos atentados del EI en Europa, al tiempo que la canciller alemana, Angela Merkel, defendió la decisión de cancelar el partido amistoso de futbol que se iba a disputar el martes por la noche en Hannover entre Alemania y Holanda.

Suecia también elevó el nivel de alerta antiterrorista de nivel 3 al 4, el segundo más alto en la escala, y anunció que está buscando a un hombre sospechoso de planear un ataque terrorista, aunque no se informó sobre su nacionalidad. En Madrid, la plaza de Cuzco, situada en el conocido Paseo de la Castellana, fue desalojada y acordonada por la Policía por lo que resultó ser una falsa amenaza de bomba.

Mientras tanto, las fuerzas aéreas francesas, junto a las de otros países, continuaron atacando Al Raqqa, el feudo del EI en Siria. En los ataques murieron al menos 33 yihadistas, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. También aviones de guerra al parecer rusos llevaron hoy a cabo al menos 12 ataques aéreos contra el EI en la provincia de Deir al Zour, situada en el este de Siria y rica en petróleo, informó el Observatorio. No se reportaron bajas.

El EI publió por su parte la fotografía de la bomba que asegura haber introducido en el avión ruso que se estrelló en la península del Sinaí el 31 de octubre con 224 personas a bordo, al tiempo que dijo haber matado a dos rehenes extranjeros secuestrados en Siria, un noruego y un chino. Según la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, los especialistas está evaluando si esa información es auténtica y “por el momento no hay razón para dudar de que no sea auténtica”.