penal
En enero de 2016 operará nuevo sistema de justicia penal en 24 estados
9 agosto, 2015
lactarios
Habrá 92 lactarios activos en oficinas del GDF al cerrar 2015
9 agosto, 2015

Solicitan ayuda de FBI para investigar muerte de otro afroamericano

FBI

Amigos y familiares se reúnen en una vigilia para Christian Taylor, que se celebró en el estacionamiento de la Iglesia Cristiana Koinonia en Arlington, Texas. Foto Ap

Por Ap

Arlington. Un jefe de policía de Texas prometió transparencia el sábado al anunciar que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) se sumaría a la investigación sobre la muerte de un jugador de futbol americano universitario, abatido por disparos de un policía durante un aviso por robo en un concesionario de automóviles.

Se ha solicitado a la oficina de campo de la FBI en Dallas que ayude a investigar la muerte de Christian Taylor, un afroestadunidense de 19 años que estaba desarmado cuando recibió los disparos de un agente de policía en la madrugada del viernes, indicó en una rueda de prensa el jefe de policía de Arlington, Will Johnson.

La muerte de Taylor se produjo dos días antes del primer aniversario de la muerte de Michael Brown, un joven negro de 18 años que estaba desarmado cuando murió por disparos de un policía blanco en Ferguson, Misuri. La muerte de Brown afianzó el movimiento Black Lives Matter (“Las vidas de los negros importan”) y provocó protestas en ocasiones violentas.
Johnson dijo en conferencia de prensa que “nuestra nación ha estado lidiando con las cuestiones de injusticia social, inequidades, racismo y mala conducta policial”, y aseveró que su departamento “promete actuar de manera transparente”.
El policía de Arlington Brad Miller quedó de baja administrativa después de la balacera. La policía subrayó que el agente nunca había disparado su arma antes en el cumplimiento del deber.
Johnson dijo que Miller y otro agente encontraron a Taylor “deambulando libremente” en el interior de la distribuidora de autos cuando llegaron al lugar, pasada la 1 de la madrugada del lunes.
Los agentes dijeron a Taylor que se entregara y se tendiera en el suelo, pero se negó, dijo el jefe. Los policías vieron que trataba de escapar del local y lo siguieron.
El incidente terminó cuando Miller disparó su arma reglamentaria cuatro veces a Taylor, y alcanzándole al menos en dos de los disparos, dijo Johnson. El agente que estaba con Miller -su oficial instructor, con casi dos décadas de experiencia- empleó su pistola eléctrica, pero no un arma de fuego.