Cae el peso a 14.38 por dólar; el nivel más bajo desde 2009
6 diciembre, 2014
Nueva música clásica para las masas
6 diciembre, 2014

Termina con 280 detenidos el tercer día de protestas en Estados Unidos

Protestas en Estados Unidos

Un centenar de personas que protestan contra el fallo de un jurado por no procesar al policía que mató al joven Michael Brown llegaron ayer a Jefferson, capital de Misuri. La movilización incluyó mítines frente al Congreso y la casa del gobernador. Foto Ap

Afp, Ap y Notimex

Nueva York. Las protestas pacíficas contra la impunidad policial, que miles de personas comenzaron el jueves por la noche en esta ciudad y se extendieron hasta la madrugada del viernes, terminaron con saldo de 280 detenidos por delitos no graves, como desorden público, informaron autoridades locales. Por tercer día consecutivo las movilizaciones continuaron este viernes a la luz del día, aunque con menor cantidad de manifestantes.

“Las perturbaciones tuvieron lugar, en su mayoría, en Manhattan. Impactaron en la ciudad, pero todo funciona. No hay edificios afectados ni gente en los hospitales”, afirmó el jefe de la policía neoyorquina, Bill Bratton, al hacer un balance.

Los indignados se apostaron en cuatro puntos de Nueva York y bloquearon el puente de Brooklyn, el túnel Holland –que comunica con la ciudad de Jersey–, la autopista West Side y la zona de Times Square.

Por segunda noche consecutiva miles de personas de diferentes razas salieron a las calles a manifestarse en contra de la decisión –difundida el miércoles– de un jurado investigador del condado de Staten Island de no acusar penalmente al policía Daniel Pantaleo, quien ilegalmente aplicó una llave al cuello de Eric Garner, padre de familia de 43 años que fue interceptado por uniformados por vender cigarros sueltos en la calle el 17 de julio. El individuo murió de asfixia y en la videograbación de la detención se escucha al menos dos veces cuando alertó a los agentes: “¡No puedo respirar!”

Mientras la policía enfrentó de nuevo protestas, que también ocurren durante el día y en edificios públicos como la estación de trenes Grand Central, otro caso de excesivo uso de la fuerza reapareció en medios locales.

Este viernes la familia y amigos de Akai Gurley, otro joven negro desarmado, quien fue asesinado el 20 de noviembre, realizaron el funeral, al tiempo que recibían la noticia de que el fiscal de distrito de Brooklyn, Ken Thompson, anunció que convocará a un jurado investigador para considerar si se acusa penalmente al agente de policía de Nueva York, Peter Liang (blanco), involucrado en el caso.

“Voy a presentar evidencia sobre la muerte de Akai Gurley el 20 de noviembre de 2014 a un jurado popular, porque es importante llegar al fondo de lo que pasó”, afirmó el fiscal en un comunicado.

La madre de Gurley, Sylvia Palmer, salió por vez primera a hablar en público pidiendo justicia. “No hizo nada malo. Era un buen chico que amaba a su familia y a su hija”, enfatizó.

El abogado de la familia, Kevin Powell, vinculó la muerte de Gurley a las de otros ciudadanos negros abatidos por la policía en meses recientes, incluido el caso de Michael Brown, afroestadunidense desarmado de 18 años, quien murió a manos de un policía de raza blanca el 9 de agosto pasado en Ferguson, suburbio de San Luis, Misuri. “Desgraciadamente pensamos que esto se parece a una serie de linchamientos modernos”, sostuvo.

Liang era un agente novato. El diario New York Post publicó este viernes que el agente envió un mensaje de texto por teléfono a su representante sindical para saber qué podría proceder en este caso, mientras Gurley yacía en las oscuras escaleras de un edificio de departamentos donde se produjo el incidente.

El novato y su compañero de patrulla, Shaun Landau, no pudieron ser contactados por la central de policía durante seis minutos y medio, de acuerdo con el diario, el cual cita fuentes cercanas al caso.

“Esto demuestra negligencia”, afirmó una fuente de la policía que no fue identificada, al referirse a lo hecho por Liang en los momentos posteriores el disparo.

En Jefferson, capital de Misuri, unos 100 manifestantes terminaron hoy su marcha de 210 kilómetros desde Ferguson para protestar ante la residencia del gobernador y frente al Congreso estatal por la decisión de un jurado investigador de desechar cargos contra el policía Darren Wilson, quien abatió a Bown.

La marcha fue organizada por la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Raza Negra y comenzó el sábado. Aunque los manifestantes –la mayoría afroestadunidenses– recorrieron el trayecto pacíficamente, el miércoles, a su paso por la localidad de Rosebud, algunas personas insultaron a los inconformes y les mostraron una bandera de los estados confederados que en el siglo XIX defendieron el esclavismo durante la guerra civil.

En la sede de la Organización de Naciones Unidas en Ginebra, la relatora especial del organismo para los derechos de las minorías, Rita Izsak, criticó la decisión de las autoridades judiciales estadunidenses de no procesar a dos policías blancos por la muerte de ciudadanos afroestadunidenses.

Es preocupante que, pese a los indicios manifiestos en ambos casos (el de Brown y el de Garner), el jurado investigador decidiera no presentar acusación penal, destacó.

JSL
JSL