Empieza marcha de 7 días en Ferguson; exigen una profunda reforma de la policía
30 noviembre, 2014
SLP será sede de la Asamblea Nacional de Hoteleros en 2015
30 noviembre, 2014

Tribunal egipcio exonera a Hosni Mubarak de asesinato y corrupción

Exoneran a Mubarak

Decenas de personas protestan en la plaza Tahrir contra la resolución que exime a Mubarak de la comisión de varios ilícitos. Las fuerzas de seguridad dispersaron a los inconformes con gas lacrimógeno. Foto Ap

Afp y Ap

El Cairo. El ex presidente de Egipto Hosni Mubarak fue exonerado este sábado del cargo de complicidad en la muerte de cientos de manifestantes durante la revuelta popular de 2011 y varios cargos de corrupción, pero seguirá en prisión tres años, cumpliendo una condena relacionada por mal manejo de fondos públicos.

Un tribunal de El Cairo desestimó la acusación sobre su responsabilidad en la sangrienta represión de las protestas de 2011 y lo absolvió de las acusaciones de corrupción.

“No hay justicia para los pobres”, expresó Ramadan Ahmed, cuyo hijo Mohammed falleció por disparos en la ciudad portuaria mediterránea de Alejandría durante el levantamiento. “¡Esta es la ley de Mubarak!”, afirmó después de conocer el veredicto.

Cerca de 900 manifestantes fueron ultimados en la revuelta de 18 días que terminó con la dimisión de Mubarak, quien cedió el poder al ejército el 11 de febrero. El juicio, sin embargo, se ocupó sólo de la muerte de 239 personas, cuyos nombres fueron citados en la lista de cargos.

Los primeros días de las protestas estuvieron marcados por feroces batallas callejeras entre opositores, policías y partidarios del gobierno. Vehículos embestían a la multitud y desde los tejados se lanzaban ladrillos y piedras a los manifestantes reunidos en la plaza Tahrir de El Cairo. En cierto momento, hombres montaban camellos y caballos entraron a la plaza y golpearon a los manifestantes con porras y látigos.

Cerca de 170 agentes de policía y funcionarios de seguridad fueron llevados a juicio por los asesinatos de 2011. Algunos han sido absueltos por falta de pruebas o porque se consideró que actuaron en defensa propia. Unos más recibieron sentencias cortas.

El ex mandatario fue condenado a cadena perpetua en 2012 por cargos relacionados con los asesinatos, pero el veredicto fue revocado en una apelación al año siguiente.

Su mala salud hizo que Mubarak haya pasado prácticamente todo el tiempo que ha estado detenido en hospitales. Este sábado fue llevado en una camilla a la zona de los acusados. Llevaba gafas oscuras, corbata azul marino y chaqueta de punto.

Sus dos hijos, Alaa y Gamal, juzgados junto con su padre, fueron absueltos por la prescripción de los delitos que les imputaban.

Durante el proceso por la muerte de los manifestantes, siete altos responsables de seguridad, entre ellos el ex ministro de Interior de Mubarak, Habib al Adly, fueron declarados inocentes por el juez Mahmud Kamel Rashidi.

Una persona falleció el sábado en el centro de El Cairo, en choques entre la policía egipcia y manifestantes que protestaban contra el veredicto en la plaza Tahrir. La policía usó granadas lacrimógenas y cañones de agua para dispersar a los inconformes.