Carles Puigdemont deja la prisión
6 abril, 2018
Tuzos humilla al Puebla con póker de Palacios incluido
6 abril, 2018

Vive Argentina jornada de paros y protestas

Argentinos se solidarizan con el ex presidente de Brasil Lula da Silva. Foto Ap

Stella Calloni, corresponsal

Buenos Aires. Argentina. Paro de maestros, estatales, bancarios y varias movilizaciones, con cortes en diversos puntos se desarrollaron durante este viernes en una jornada de fuertes protestas contra el gobierno de la ciudad de Buenos Aires y el nacional, con réplicas que en el caso de la huelga de los empleados de bancos se extendieron a todo el país.

Esta noche miles de argentinos y brasileños que residen en Buenos Aires marcharon ante la embajada de Brasil en favor del ex presidente Luiz Inacio Lula Da Silva.

La jornada de protesta bajo una intensa lluvia fue una continuación de lo sucedido el jueves en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, que registró una de las mayores movilizaciones de los últimos tiempos contra la gobernadora de la oficialista Cambiemos, María Eugenia Vidal, que afrontó un paro de maestros y trabajadores del Estado, entre otros.

La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) realizó más de 40 bloqueos de calles y al mediodía iniciaron una movilización hacia la Legislatura porteña junto a los docentes de la Unión de Trabajadores de Educación (UTE) y del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop). También participan Asociación de Trabajadores Estatales (ATE Capital), los metrodelegados y los camioneros recolectores de residuos. Esta protesta incluyó paros de 24 horas de docentes y estatales y otro de 48 horas de los empleados judiciales que se inició ayer.

En tanto, lo sucedido con el ex presidente de Brasil repercutió fuerte en Argentina, donde también existe persecución judicial y mediática contra ex funcionarios, periodistas y trabajadores de radios y TV estatales, entre otros.

El bloque de diputados del Frente para la Victoria. Partido Justicialista (FPV-PJ), adhirió y participó de la convocatoria y manifestó que “el plan de la derecha es que no haya más líderes populares que gobiernen para el pueblo”.

Miles de personas continuaban esta noche frente a la embajada de Brasil, mientras que Madres y Abuelas de Plaza de Mayo enviaron su solidaridad a Lula denunciando el retroceso de la democracia en la región.

Abuelas de Plaza de Mayo se sumaron al grito “¡Lula Libre!” y repudiaron “enérgicamente la persecución política a la que está siendo sometido” el dos veces presidente de Brasil, a través de un comunicado donde también se refirieron al golpe contra Dilma Rousseff.

“Bajo una acusación que no fue debidamente probada judicialmente, con irregularidades en todo este proceso que podría culminar con su detención, el poder político y judicial busca proscribir a Lula y dejarlo fuera de la contienda electoral que lo ubica como el candidato con más posibilidades de convertirse en el próximo presidente de Brasil.

El antecedente del golpe institucional de Michel Temer contra la presidenta Dilma Rousseff y el intento de dejar fuera de carrera a Lula muestran un enorme retroceso en la calidad democrática de Brasil, al igual que se vio en otros países de la región,” señalaron.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo se solidarizó con Lula mediante Twitter: “cómo desde hace tantos años, hoy también estamos con vos, queridísimo compañero”.

Organizaciones políticas y Sociales entre ellas La Central de Trabajadores Autónoma (CTA), la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie, La Cámpora, Unidad Popular, Libres del Sur y el Movimiento Evita, manifestaron también su repudio frente a la Embajada de Brasil, por la injusta condena de Luiz Inácio Lula da Silva. La CTA que lidera Pablo Micheli consideró que el fallo del juez Sergio Moro “se enmarca en la estrategia de la derecha golpista brasileña, pero que se replica también en todo el continente” y que se “utilizan poderes del Estado para imponer un modelo neoliberal y proscribir a los que lo resisten”.

JSL
JSL