Pacientes con VIH protestan por falta de medicamentos
Pacientes con VIH protestan por falta de medicamentos
21 enero, 2016
Preparan clausura del Año Internacional de la Luz
Preparan clausura del Año Internacional de la Luz
21 enero, 2016

A 21 días de apagón analógico, faltan 100 mil aparatos de entregar

A 21 días de apagón analógico, faltan 100 mil aparatos de entregar

Por Susana González

México, DF. A 21 días de que se llevó a cabo el apagón analógico en todo el país, al gobierno federal le faltan por entregar 100 mil televisores digitales a familias de escasos recursos del país, sobre todo en estados donde habrá elecciones este año, ha recolectado sólo 12 mil 200 televisores analógicos en los centros de acopio y desconoce el número de hogares que se quedaron sin señal tanto cuando se bajó la señal analógica como a la fecha.

Así lo revelaron en una conferencia de prensa conjunta Mónica Aspe Bernal, subsecretaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Vanessa Rubio, subsecretaria de planeación, evaluación y desarrollo regional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Cuauhtémoc Ochoa Fernández, subsecretario de fomento y normatividad ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Javier Lizárraga Galindo, coordinador de la Sociedad de Información, y Rodrigo Ramírez Reyes, oficial mayor de la SCT.

Los funcionarios ponderaron que el gobierno federal rebasó la meta constitucional de entregar 9.7 millones de televisiones digitales el año pasado pues en total repartió 10.1 millones de televisores , pero faltan por entregar otros 100 mil más. Para ello se instalaron ventanillas o mesas de atención en todos los estados, pero acotaron que en las 8 entidades donde habrá comicios este año, incluido Colima donde el domingo pasado ya se realizaron las elecciones extraordinarias para gobernador, no se entregaran los aparatos hasta que la ley y sus procesos electorales lo permitan, pero las ventanillas estarán abiertas para brindar información a la población y corroborar qué personas tienen derecho a recibir un televisor.

Las subsecretarias aseguraron que con tal cifra de entrega la penetración de la televisión digital fue de 95.5 por ciento entre la población de escasos recursos de todo el país.Ponderaron que el cumplimiento del programa de la transición digital terrestre resultó un éxito y coloca a México como el primer país de América Latina en lograrlo, además de hacerlo en un tiempo récord.

Prácticamente se entregaron 3 televisores digitales por segundo y con ello uno de cada tres hogares cuentan con dicha tecnología aunque en los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca e eleva a uno de cada dos, es decir la mitad, precisaron Vanessa Rubio y Javier Lizárraga.

Sin embargo, Mónica Aspe no pudo precisar cuántos hogares o qué porcentaje de la población total de México se quedó sin señal de televisión por no haberse preparado a tiempo para el apagón analógico y carecer de televisores digitales o decodificadores,  pues dijo que no se tiene censado el número de televisores analógicos que se tiene por hogar en el país. Esas cifras correspondientes a 2015, señaló, las dará a conocer el Inegi en unos días pero estarán desfasadas porque la encuesta se cerró en junio cuando la entrega de televisiores digitales se dio hasta diciembre.

La subsecretaria se aventuró a calcular que entre un 10 y 15 por ciento de la población pudo haberse quedado sin el servicio de televisión abierta al momento del apagón analógico pero enfatizó que los afectados no fueron ni son “los más pobres”. Aseguró esas cifras resultan mucho menores al promedio de 50 por ciento de gente que se ha quedado sin señal en otros países cuando se lleva a cabo dicho proceso.

Si bien las televisiones digitales entregadas por el gobierno federal tienen capacidad para conectarse a internet, la subsecretaria de comunicaciones descartó que el gobierno federal pueda llevar a cabo un programa para ello porque “no es momento para plantear una opción presupuestal”.

Desestimó que el que haya mexicanos que se quedaron sin servicio de televisión abierta representa un problema al señalar que hasta el momento no se ha registrado ninguna problemática social en los estados. Si hubo gente (de otros niveles económicos) que se quedó sin señal fue por una “decisión personal de consumo”, ajena a la política pública sobre el tema, porque por decisión propia no quisieron comprar a tiempo otro televisor o un decodificador ya que 90 por ciento de los mexicanos estaban informados sobre el apagón, puntualizó.

Aspe recordó que con el apagón quedan liberados totalmente los 90 megahercios de la banda de 700, que se utilizará para licitar la Red Compartida entre los sectores públicos y privados para brindar servicios digitales de más calidad, incluso a poblaciones que carecen de ellos. Anunció que el 27 de enero la SCT dará una conferencia de prensa junto con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) sobre dicha licitación que por ley deben publicarse el 29 de este mes.

En cuanto a los televisores analógicos sólo se han recibido 12 mil 200 en los 686 centros de acopio que se instalaron en todos los estados y los funcionarios aclararon que no se tiene como expectativa recibir igual número de aparatos a los que se entregaron, es decir 10 millones de los hogares de escasos recursos o 40 millones que es la cifra que se calcula que existe en todo el país, debido a que para las familias representa un patrimonio que les costó mucho trabajo obtener o porque tienen implicaciones emocionales o nostálgicas porque fueron regalos de sus familiares o los adquirieron con remesas que éstos les enviaban.

“Es difícil predecir qué volumen de televisores analógicos vamos a recibir”, dijo el subsecretario de la Semarnat. Enfatizó que “no es obligación de la ciudadanía regresar los televisores” y la subsecretaria Rubio puntualizó que no son “embargables” por el Estado porque es decisión de la gente deshacerse o no de ellos.

Ochoa hizo un llamado a la gente que opte por tirar sus viejos televisores para que los depositen en los centros de acopio por los riesgos ambientales que implica abandonarlos en la vía pública debido a que tienen plomo y otros componentes residuos peligrosos. La recepción de televisores digitales es un proceso que apenas inicia y habrá de durar varios años indicó.

Con el apagón analógico, México entró a la era digital pero el proceso también ha generado derrama económica, ahorros y empleos en la población de escasos recursos, en la industria electrónica y en el país, aseguraron los funcionarios.

Cada familia pobre que recibió un televisor digital ahorró 2 mil 500 pesos, señaló Vanessa Rubio. Su homóloga de la SCT, Mónica Aspe, aseguró que con la transición digital se prevé un ahorro de 30 mil millones de pesos en electricidad en todo el país, pero distribuídos a lo largo de diez años. El subsecretario de la Semarnat precisó que con un televisor analógico la gente pagaba 300 pesos anuales por consumir 148 watts por año, pero con los aparatos digitales tendrán una reducción en ambos rubros.

Aspe señaló además que todas las televisiones digitales que entregó el gobierno federal fueron “armadas” en México por diez empresas diferentes y las ventas de dichos aparatos crecieron de 3.5 millones que en promedio se registraban por año a 15 millones, de los cuales 10 millones correspondieron a los que compró el gobierno federal y los otros 5 millones que adquirió la gente por su cuenta.

Tan sólo en la campaña comercial de El Buen Fin, se vendieron medio millón de aparatos, dijo, pero no proporcionó datos sobre los decodificadores y cuando se le preguntó sobre la escasez o desabasto que existía de los mismos sólo respondió que la tendencia mundial es que se dejan de fabricar porque la demanda baja.