Twitter
Twitter se suma a los recortes; eliminará 336 puestos
13 octubre, 2015
inai
No se puede haber transparencia sin rendición de cuentas: Inai
13 octubre, 2015

A debate, consumo de alcohol en San Lázaro

alcohol

Sesión ordinaria de la Cámara de Diputados, en septiembre pasado. Foto: Jesús Villaseca

Por Enrique Méndez

México, DF. El PRI en la Cámara de diputados presentará en la sesión de hoy un punto de acuerdo para que el pleno acuerde integrar un comité que redacte un código de ética y conducta parlamentaria, entre otros puntos defina si es congruente que continué la venta de alcohol a los legisladores en el restaurante actualmente concesionado a La Mansión.

El punto de acuerdo, suscrito por la secretaria general del tricolor Carolina Monroy del Mazo señala que en su partido “se considera éticamente correcto hacer un llamado a la administración de la Cámara de Diputados para que se consideré la suspensión de venta de alcohol en estas instalaciones.

La legisladora federal también se pregunta: “¿por qué si la presencia del alcohol no está permitida en otros establecimientos gubernamentales ni en otros muchos lugares de trabajo, sí lo permitimos aquí, justo en el punto neurálgico del quehacer político”?

Al respecto el vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, explicó que también es responsabilidad de la Secretaría General y del Comité de Administración, órganos encargados de las convocatorias para consecionar el restaurante y las dos cafeterías que se encuentran en el Palacio Legislativo decidir si las concesiones incluyen o no la venta de alcohol.

El punto de acuerdo se da después de episodios en que legisladores de diferentes bancadas han denunciado que sus mismo compañeros han ingresado al salón del Pleno en estado etílico.

Por ejemplo en la sesión del 25 de octubre de 2011, cuando se aprobó la reforma constitucional en materia política los trabajos se suspendieron entre acusaciones de diputados de beber alcohol de las curules.

En esa noche los diputados Enoé Uranga del PRD y Porfirio Muñoz Ledo del PT pidieron investigar, “el ambiente etílico que se respiraba en el pleno. El panista Oscar Sául Castillo sostuvo que las bebidas corrían en la bancada del PRI. Esa sesión se descarriló cuando el ganadero y cafetalero Julián Nazar, actualmente diputado una vez más afirmó: “si le hiciéramos un examen de sangre a Porfirio, 90 por ciento sería alcohol y 10 por ciento”. En ese revuelo los priístas acusaron al actual delegado en Xochimilco, Avelino Méndez Ranger, de ser uno de los diputados alcoholizados, que minutos más tarde se presentó en la sala de prensa para afirmar: “aquí estoy, y no estoy borracho. Y no porque me apure lo que piensen los diputados o ustedes, sino mi mujer!”.

Antes, en septiembre de 2007, cuando la Cámara de Diputados aprobó el aumento mensual a las gasolinas y el disel, conocido como gasolinazos, los panistas encabezados por Héctor Larios Cordova y Juan José Rodríguez Prats encabezaron una celebración por que el pleno aprobó esos incrementos.

Como publicó este diario la fracción panista habilitó el restaurante de la Cámara como bar el 13 de septiembre de ese año para la celebración y bebieron hasta la madrugada del 14 y la cuento fue de casi 18 mil pesos.

Después de esa experiencia el PAN instaló un bar VIP junto a las oficinas de Héctor Larios para que los diputados de Acción Nacional pudieran tomar bebidas alcohólicas.