Afloja Cámara obligaciones de estados para el pago de deudas
17 noviembre, 2017
Coloca panel de acreedores a Venezuela en ‘default’ de pagos
17 noviembre, 2017

A escondidas, aumentan deuda de Morelos en $2,130 millones

Protesta de trabajadores sindicalizados del Legislativo estatal efectuada el año pasado. Foto Rubicela Morelos Cruz

Rubicela Morelos Cruz, corresponsal

Cuernavaca, Mor. En una sesión nocturna y secreta, 25 diputados locales aprobaron que el gobernador Graco Ramírez solicite dos líneas de crédito por un total de 2 mil 130 millones de pesos para la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos de septiembre pasado.

Así lo informaron Alberto Mojica, del Partido Acción Nacional (PAN), y Jesús Escamilla, del Partido Humanista, dos de los cinco legisladores que votaron en contra de esta nueva deuda, que se pagará en 20 años.

Estos empréstitos se suman a dos que avaló la anterior legislatura. En total, el perredista ha pedido más de 8 mil millones de pesos en su gestión, que se inició en octubre de 2012.

Graco Ramírez recibió de su antecesor, el panista Marco Antonio Adame Castillo, una deuda pública de mil 500 millones de pesos, y la mayor parte de los pasivos que heredará se pagarán en dos décadas, según el diputado Alberto Mojica.

La sesión legislativa estaba programada inicialmente para este jueves, pero los diputados decidieron adelantarla a las nueve de la noche del miércoles, con vigilancia policiaca, sin acceso a los medios de comunicación y en una sede alterna (la casa Cataluña), ya que el Congreso resultó dañado por el terremoto del 19 de septiembre.

Casi a las cuatro de la madrugada concluyeron los trabajos y se aprobó el paquete económico para 2018, con un presupuesto de 22 mil millones de pesos.

Mojica informó que en esta reunión en lo oscurito (tampoco se transmitió por Internet), se autorizó a Graco Ramírez solicitar dos líneas de crédito al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

En contra del nuevo endeudamiento y del paquete 2018 votaron la bancada panista (conformada por tres legisladores) el diputado del Partido Humanista, Jesús Escamilla, y el de Encuentro Social, Efraín Esau Mondragón Tapia.

Argumentaron que los recursos para la reconstrucción debieron incluirse en el paquete económico. Consideraron un exceso y una irresponsabilidad endeudar al estado, cuando el presupuesto para el próximo año es de 22 mil millones de pesos.

Es un crédito a base cero con Banobras, pero al final de cuentas es una deuda que los morelenses tendremos que pagar en 20 años, reprochó Mojica.

Para Jesús Escamilla, la aprobación de los créditos por 2 mil 130 millones de pesos, que aprobaron los diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y Social Demócrata (de registro local) es otro atraco del gobernador disfrazado de programa de reconstrucción.

Dijo que ese dinero terminará en los bolsillos del mandatario y de su hijastro, el líder estatal del PRD, Rodrigo Gayosso Cepeda, quien además aspira a la candidatura de ese partido al gobierno del estado.

Escamilla, del Partido Humanista, preguntó a los 25 diputados cuánto les pagó o les va a pagar Graco Ramírez para endeudar más a Morelos. ¿Cuánto les dieron, bola de corruptos, bola de bandidos?

Javier Bolaños, diputado federal del PAN por Morelos, condenó que el gobierno estatal recurra a lo más fácil: endeudar, en esta ocasión por medio de la figura del bono cupón cero.