climático
Prolongan un día más cumbre sobre cambio climático
11 diciembre, 2015
producción
Crece 1% producción industrial en octubre: Inegi
11 diciembre, 2015

A la Corte, Laynez y Piña, tachados de incondicionales del Ejecutivo

Laynez

Toma de protesta de Javier Laynez Potisek y Norma Lucía Piña Hernández como nuevos ministros de la SCJN. Foto Marco Peláez

Laynez

Toma de protesta de Javier Laynez Potisek y Norma Lucía Piña Hernández como nuevos ministros de la SCJN. Foto Marco Peláez

Por Andrea Becerril y Víctor Ballinas

México, D.F. El Senado eligió a Javier Laynez Potisek y Norma Lucía Piña Hernández como ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por los próximos 15 años, entre cuestionamientos de legisladores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT), que exigieron regresar ambas ternas al Presidente de la República por considerar que ninguno de los seis candidatos garantiza independencia frente al Ejecutivo federal.

Fue un acre y accidentado debate de más de cinco horas, en el que perredistas y petistas reprocharon que, tal como se especuló, estaban pactadas de antemano las designaciones de Laynez Potisek y Piña Hernández, que anoche mismo rindieron protesta ante el pleno del Senado, arropados por legisladores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM).

Legisladores de izquierda pusieron en duda la capacidad de Piña Hernández, quien acumula rezagos como magistrada, y criticaron la imparcialidad del ex procurador fiscal Laynez Potisek, quien elaboró parte de la reforma energética, en especial el régimen de ocupación temporal de tierras y los contratos para las trasnacionales que vendrán a explotar el petróleo.

Llega a la Corte para frenar amparos”

El coordinador petista, Manuel Bartlett, y la perredista Dolores Padierna resaltaron, ante el pleno, que Laynez Potisek, con 30 años de laborar en el gobierno federal, diez de ellos en la Consejería Jurídica, llega a la Corte para frenar los amparos de campesinos e indígenas que se inconformen con el despojo de sus tierras y parar todo recurso contra las reformas estructurales del presidente Enrique Peña Nieto.

La magistrada Piña Hernández, con un carrera judicial de más de 20 años, obtuvo 79 votos, de senadores de PRI, PAN y PVEM. Otros siete fueron para Verónica Judith Sánchez Valle. 20 en contra de toda la terna y siete nulos, lo que da cuenta de la confrontación que se dio en el recinto senatorial.

Más tarde, Laynez Potisek fue electo ministro con 81 votos a favor. El otro candidato, Álvaro Castro, obtuvo cinco votos y Alejandro Jaime Gómez, el procurador de Justicia del estado de México, dos votos. Catorce senadores votaron en contra y hubo nueve abstenciones.

La discusión más larga, que confrontó a perredistas y petistas con legisladoras de PRI y PAN, de casi cuatro horas, se dio durante el debate de la primera terna, luego de que la independiente Martha Tagle, Bartlett y el perredista Luis Humberto Fernández insistieron en que se regresara la terna, integrada por Piña Hernández, Verónica Judith Sánchez Valle y Patricia Orea Ochoa.

La intervención del senador Fernández enfureció a las priístas, ya que advirtió que ninguna de las tres candidatas propuestas por Peña Nieto “representan con dignidad a lo mejor de las abogadas de México”.

Ante ello, las senadoras priístas Ivonne Álvarez y Diva Gastélum exigieron respeto a las mujeres e insistieron en que se estaba usando un criterio discriminatorio.

“Las mujeres sabemos bien que siempre que se trata de evaluar nuestras capacidades tenemos que demostrarlas al doble para que nos la reconozcan tan sólo a la mitad”, expuso a su vez la panista Adriana Díaz Lizama.

Al reclamo se sumó la senadora perredista Angélica de la Peña, pero su compañero de bancada, Armando Ríos Piter, les respondió que no se trata de un problema de equidad de género, sino de méritos y capacidades.

Ríos Piter agregó que la aún magistrada Piña Hernández le merecía todo su respeto por ser mujer, pero no tendría su voto “porque representa el último lugar en desempeño de todas las magistradas de circuito”, de acuerdo con datos del propio Poder Judicial.

El perredista insistió en que el espacio que dejó la ex ministra Olga Sánchez Cordero debe ser ocupado por una mujer con trayectoria, capacidad e independencia.

La senadora Gastélum les insistió en que ponían trabas a la terna sólo porque son mujeres y les pidió demostrar que no son misóginos al votar por alguna de las integrantes de la terna.

EPN le apuesta a la subordinación de la SCJN”

Para la segunda terna, el debate llevó menos tiempo. Bartlett resaltó que Enrique Peña Nieto “le apuesta a la subordinación de la Suprema Corte” y coloca ahí a incondicionales como Piña Hernández y Laynez Potisek, para garantizar que no se abra un debate jurídico o constitucional sobre sus reformas.

El presidente de la mesa directiva, Roberto Gil Zuarth, cerró la lista de participantes y dejó fuera al perredista Zoé Robledo, con el argumento de que no pidió la palabra a tiempo, lo que enrareció más al ambiente. Después de la toma de protesta de los dos ministros, continuaron los reclamos.

La senadora Tagle acusó a Gil Zuarth de haberle quitado tiempo cuando presentó su voto particular en contra de las ternas y de permitir que Javier Lozano le exigiera bajar de tribuna y la insultara luego en su cuenta de Twitter.

La situación se tensó tanto que la bancada del PRD no votó el nombramiento de Óscar Levín Coppel como vocal del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario. El coordinador Emilio Gamboa le notificó entonces al perredista Miguel Barbosa que, en represalia, no quedaría en primera lectura la reforma política del Distrito Federal. Los perredistas abandonaron la sesión.