Destapa Wikileaks represión e intrigas diplomáticas de Arabia Saudita
21 junio, 2015
copa
“Perder la Copa América nos obliga a ganar la de Oro”: ‘Piojo’ Herrera
21 junio, 2015

Abandonan casas 16 mil familias en QR, por alta hipoteca

hipoteca accidentes inves
Hipoteca

En el noroeste de Cancún, unas cien casas que fueron vendidas hace 10 años, hoy se encuentran abandonadas, porque la gente ya no podía seguir pagando hipotecas. En la imagen, viviendas en la región 247. Foto Carlos Águila

Por Carlos Águila Arreola, corresponsal

Aproximadamente 16 mil familias han abandonado sus viviendas en esta entidad en los 10 años recientes porque no pudieron seguir pagando la hipoteca, ante el incremento desmedido de intereses que cobran las sociedades financieras de objeto múltiple (Sofomes), informó Elide Raquel Lizama Rivera, integrante de la Federación de Inquilinos de Quintana Roo, la cual solicita una moratoria social.

La mitad de esas casas están construidas en el municipio de Benito Juárez (donde se ubica Cancún); más de 5 mil en Playa del Carmen y el resto en las otras en las otras ocho alcaldías.

Detalló que el problema se originó porque los deudores obtuvieron créditos en el esquema de unidades de inversión (udis) con las Sofomes, muchas de las cuales ya ni existen y ahora no tienen a quien dirigirse.

Cambió esquema de pago

Aclaró que la deuda adquirida por los moradores durante los 10 años recientes aumentó por el cambio que hubo en la forma de pago, pues las empresas que vendieron incurrieron en anatocismo (calcularon intereses sobre intereses) y la deuda se volvió impagable.

La federación de inquilinos, explicó, agrupa a más de 300 familias, algunas se quejaron de que han pagado hasta tres veces el monto de la vivienda y siguen endeudados, por lo que demandan que se les congele la deuda para finiquitarla. Dijo que algunos se quejaron de que subió tanto la mensualidad que adeudan hasta cien pagos.

Lizama Rivera, ex candidata a diputada federal, recordó que al quebrar, la empresa Mi Casita vendió su cartera vencida a bancos que a su vez la trasfirieron a despachos de cobranza, que se dedican a presionar a los habitantes. Los derechohabientes han denunciado hostigamiento ya que los presionan para echar a la gente de los inmuebles, lo que cada vez es más frecuente.

Las familias endeudadas detallaron que hacen abonos a Bancomer, Santander y Banamex, entre otros bancos, pero no pueden negociar ni tomar acuerdos porque a ellos lo único que les interesa es el dinero.

Raquel Lizama dijo que “no se trata de una política como la que apoya El Barzón, lo que se pide es que desaparezcan las udis y se restructure el adeudo en pesos.