Documentan en libro el vínculo entre Toledo y Monsiváis
6 Enero, 2016
Hermano de “El Bronco” llama a la resistencia civil por cobro de tarifa del metro en Nuevo León
6 Enero, 2016

Acciones de Graco permiten proliferación de grupos criminales: diputados

Acciones de Graco permiten proliferación de grupos criminales: diputados

Por Roberto Garduño

Diputados federales de Morena y Movimiento Ciudadano demandaron al gobierno federal una restructuración a fondo del Mando Único Policial,que en Morelos ha manifestado el mayor fracaso por la proliferación de los grupos delincuenciales, que la administración de Graco Ramírez Garrido Abreu ha permitido por las acciones fallidas y mediáticas que ha emprendido en los años recientes.

El asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Raquel Mota Ocampo, da cuenta de la situación de inseguridad e ingobernabilidad en Morelos, así como la mediocridad del gobernador, quien ha impuesto sus condiciones sin importar la realidad de los municipios, donde la delincuencia organizada se ha asentado, poniendo en vilo a los habitantes, aseguraron.

Rocío Nahle, Emiliano Álvarez y Araceli Damián, de Morena, así como Víctor Sánchez, de Movimiento Ciudadano, coincidieron en la urgencia de revisar a fondo las implicaciones del mando único policial, porque no funciona. “Ha impuesto condiciones de vulnerabilidad, no sólo de la sociedad en su conjunto, sino de las instituciones del estado encargadas de combatirla.

Los alcaldes no tienen capacidad de controlar al mando único, que ha demostrado que entre sus filas tiene arreglos con los delincuentes. El gobernador Graco Ramírez debe asumir su responsabilidad; él sabía, cuando asumió la administración, de los secuestros, de la trata de blancas, de los feminicidios y del tráfico de drogas en Morelos, y tan se ha equivocado por su absurda soberbia, que no es con espots ni anuncios en la televisión, y mucho menos callando la boca de los medios de comunicación críticos, como se resuelve la problemática que hoy tiene en vilo a su estado.

El diputado Emiliano Álvarez expuso que el gobernador Ramírez Garrido Abreu ha demostrado a la sociedad su complicidad con el actuar de los delincuentes, porque al dejar sin protección a la principal ciudad del estado (Cuernavaca), por un conflicto personal con un alcalde que llegó a esa posición por azares del destino, propicia que los distintos sectores afectados por las mafias vivan en una condición de terror social.

Graco Ramírez es un demagogo, que no tiene fortaleza ni pantalones para combatir la inseguridad, aseguró.

Araceli Damián refirió que los sucesos en Morelos son una manifestación del grave problema de inseguridad que enfrenta el país; “es la incapacidad de los gobiernos estatal y federal para controlar a los grupos de la delincuencia organizada.

Si tenemos gobiernos que se corrompen, seguramente tendremos policías más corruptos. Los mexicanos requerimos de gobernadores distintos, que sean honestos, y Graco Ramírez no ha mostrado capacidad para controlar la inseguridad. Ahora habla de mando único y emprende acciones tardías. Ha permitido que los grupos de delincuentes se establezcan y desarrollen.

Al comentar el conflicto personal entre Ramírez Garrido Abreu y el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca, la Damián expuso lalamentable banalización de la política.

Cuauhtémoc Blanco, agregó, llegó a esa posición por el voto de castigo de la sociedad, y con él se advierte la incapacidad de los partidos políticos para poner candidatos decentes, y es ridículo que esta persona (Blanco), que no tiene capacidad intelectual, pretenda irse corriendo y dejar en el vacío a la ciudad de Cuernavaca.

Víctor Sánchez, de Movimiento Ciudadano, comentó que lo vivido en Morelos es el reflejo de la vulnerabilidad de las instituciones del Estado frente a la delincuencia. Es preciso analizar y replantear el mando único, porque los grupos delincuenciales tienen en rehenes a los presidentes municipales.

Tiene que darse una estrategia profundamente estudiada, porque la autoridad pretende imponer el mando único, cuando los alcaldes en su mayoría no son tomados en cuenta. Desde ahora podemos vaticinar que si no se implementa un proyecto integral, el caso de Morelos será un gran fracaso.