periodistas
Periodistas potosinos se manifestaron por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa
2 agosto, 2015
atenas
Este lunes reabrirá la Bolsa de Atenas tras cinco semanas cerrada
2 agosto, 2015

Advierten afectaciones a pequeños productores de leche con ATP

leche

Por Matilde Pérez U

México, DF. El Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche y la Federación Mexicana de Lechería advirtieron que incluir el sector lechero en la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP) afectará a los pequeños y medianos productores del país, quienes dependen de los alimentos balanceados a base de granos y oleaginosas para alimentar al ganado, mientras que los de Nueva Zelanda y Australia cuentan con grandes extensiones de pastizales.

Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, consideró de “alto riesgo” las negociaciones del TTP para el sector lechero ya que puede poner en riesgo la sobrevivencia de 25 millones de personas. “No pretendemos entorpecer las negociaciones sino que dicho sector productivo quede al margen de ellas y evitar que, como ocurrió con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sea utilizado como moneda de cambio”.

Para los pequeños y medianos productores el TPP es inconveniente; “alrededor de 150 mil productores, la mayoría con 40 hasta 50 vacas, no aguantaremos las crecientes importaciones de leche y sus derivados a precios por debajo de su costo”, abundó.

Refirió que producir una tonelada de leche en polvo oscila en tres mil 500 dólares y en el mercado se oferta en mil 700 dólares. El precio de la apertura comercial le ha costado muy cara a México, han desaparecido 640 mil unidades de producción; la firma del nuevo acuerdo comercial provocará la quiebra de 147 mil establos y condenará a 120 millones de mexicanos a consumir importaciones lácteas de dudosa calidad.

Además, dichos productores se enfrentan a una inequidad en la distribución de los recursos que deberían ser compartidos entre los eslabones de la cadena de acuerdo al esfuerzo que cada uno hace. No más de 10 grandes empresas lecheras en el país, controlan el 85 por ciento de la producción nacional, deciden el volumen y precio de compra en función de las importaciones tanto para el productor como para el consumidor.

Por ello, la insistencia de que la nueva legislatura emita una ley que prohíba la rehidratación de la leche en polvo y sueros. “Que se actué con visión nacionalista para impedir que siga aumentando la población en pobreza”.

Vicente Gómez Cobo, presidente de la Federación Mexicana de Lechería, sostuvo que Nueva Zelanda es un exportador de lácteos a nivel mundial. “Su estructura organizativa y la de sus recursos de pastoreo fueron ampliamente impulsados por décadas de políticas públicas que impulsaron la producción de leche fresca de bovino; cuenta con grandes hatos y una estructura de recolección y enfriamiento de la leche, donde al final una sola empresa –Fonterra- concentra la comercialización del 95 por ciento de su producción”.

México está expuesto a la baja de los precios internacionales del lácteo, por ello las autoridades deben compensar en frontera toda importación que se dé por debajo de costos de producción de los países originarios.

El campo requiere de mayor atención; urge llevar inversiones rentables al sector lechero ya que tiene capacidad para lograr producir toda la demanda interna en un periodo de dos a tres años, pero “no debe ser expuesto a condiciones de mercado internacional consideradas distorsionantes”, acotó.