entronque
Presupuesto insuficiente para el entronque más importante del Estado: SCT
11 enero, 2016
Coordinará México actividades espaciales de AL
Coordinará México actividades espaciales de AL
11 enero, 2016

Alcaldes de Morelos fueron amenazados por criminales: Graco

Alcaldes de Morelos fueron amenazados por criminales: Graco

Por Enrique Méndez

México, DF. El gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido, reconoció que 13 alcaldes de la entidad recibieron amenazas de la delincuencia organizada antes de tomar protesta, y sostuvo que el móvil del asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, tiene su origen en la intención de “instalar un ambiente de terror” en la entidad.

En una declaración de prensa el gobernador sostuvo que los presidentes municipales electos, la delincuencia les exigió rechazar el mando único y permitir designar a los directores de seguridad; entregarles los contratos de obra pública, pagar “una renta mensual” en efectivo, equivalente a 10 por ciento del presupuesto de cada alcaldía; y a otros más el control absoluto de espectáculos artísticos y palenques.

En su declaración, después de la cual no permitió preguntas y salió por una puerta trasera del salón al que citó en un hotel de Paseo de la Reforma, sostuvo que en prevención a esas amenazas hizo un acuerdo con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Tal acuerdo, suscrito el 29 de diciembre, consistió en el envió a Morelos de 300 policías de la Gendarmería y de la Policía Federal, pero no aclaró y si el denominado Operativo Delta también incluía seguridad personal para los alcaldes amenazados.

Sostuvo que haber impuesto el mando único el 3 de enero fue un acto de autoridad, “no de autoritarismo” y a pesar del “desafío de uno de los actores políticos” del estado, en referencia al presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco.

Antes, el fiscal general del estado, Javier Pérez, hizo una presentación en power point para detallar cómo, gracias a los policías que pertenecen al mando único estatal, se logró que en 20 minutos la detención de tres de los asesinos de Gisela Mota y la muerte de dos más.

Insistió en la versión de que el asesinato de la alcaldesa del PRD fue ordenada por el grupo delictivo de Los Rojos, que “realizó acciones intimidatorias en contra del gobierno del estado, al arrojar recientemente el cuerpo desmembrado de una persona a escasos metros de la Comisión Estatal de Seguridad Pública”.

A la declaración del gobernador y del fiscal, el gobierno del estado trasladó por tierra a un grupo de reporteros y fotógrafos de medios de Morelos asignados a la cobertura de las actividades de Graco Ramírez.