muñoz
Cerrarán lateral de avenida Muñoz para reparar hundimiento de 3 metros
23 junio, 2015
wong
Se deslinda ASE de acciones por asunto de la Clínica Wong y Soledad
23 junio, 2015

Alertan por nuevo problema en redes denominado ‘fomo’

fomo procesos de justicia

Por Emir Olivares Alonso

México, DF. El mundo virtual ha comenzado a gestar un nuevo miedo: el de no ser partícipe de experiencias gratas para otras personas; coloquialmente es conocido como Fomo (siglas en inglés de fear of missing out), explicó José Alejandro Medina Rodríguez, egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM y organizador del encuentro Conecta 2.1. Más Allá de las Redes Sociales.

Este desasosiego se caracteriza por el deseo obsesivo de navegar por Internet para atestiguar las vivencias ajenas y comparar las experiencias y posesiones propias con las de los demás. En siques vulnerables esto puede generar ansiedad, depresión y trastornos del sueño, entre otros síntomas.

Los más propensos revisan Facebook, Twitter o Instagram antes de irse a la cama y, al despertar, lo primero que hacen es consultar qué aconteció en estos sitios mientras dormían. Además, suelen protagonizar desplantes por nimiedades como quedarse sin señal de wi-fi u olvidar el celular en casa. De hecho, una investigación estadunidense encontró que a mayores niveles de esta afección, menor satisfacción por la vida, acotó el experto.

Pese a que esta adicción se atribuye a individuos introvertidos (que buscan en lo virtual formas de interacción no practicadas en escenarios reales), los extrovertidos también las emplean como una manera de ganar reconocimiento y exhibirse, aseveró.

Un aspecto preocupante del fomo es que está ligado con accidentes automovilísticos, sobre todo en adolescentes, quienes en su obsesión por estar conectados manejan y manipulan sus dispositivos móviles a un mismo tiempo. En Estados Unidos este tipo de distracciones provoca cada año más percances fatales entre conductores menores de edad (aproximadamente 3 mil) que la ebriedad (2 mil 700).

Por otro lado, en China se realizaron estudios con dos grupos: uno con usuarios que pasaban de ocho a 13 horas al día frente a una pantalla de ordenador, y otro con sujetos que no demoraban más de 120 minutos. Todos los participantes fueron sometidos a un escáner cerebral y los primeros mostraron daños en la materia gris.