Italia queda fuera del Mundial Rusia 2018
14 noviembre, 2017
Sefchovich celebra la calidad de la crónica en México
14 noviembre, 2017

Alistan plan de rescate de las cascadas de Agua Azul

Habitantes del municipio chiapaneco de Tumbalá, donde se encuentran las cascadas de Agua Azul, intentan infructuosamente desazolvar con palas y barretas la arena y piedras para redirigir el cauce del río y evitar que se seque. Foto Elio Henríquez

Elio Henríquez, corresponsal

San Cristóbal de Las Casas, Chis. Las comisiones nacionales del Agua (Conagua) y de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), así como autoridades de Protección Civil, informaron ayer que en 20 días presentarán un proyecto integralpara solucionar la pérdida de caudal del río Agua Azul y la desaparición de la cascada principal del centro ecoturístico ubicado en el municipio de Tumbalá.

Es posible recuperar el sitio, sólo necesitamos mucha voluntad, recursos y una estrategia de mediano y largo plazos, dijo Adrián Méndez Barrera, delegado de la Conanp en el estado.

En conferencia de prensa, manifestaron que luego de varios sobrevuelos y recorridos por la zona, hallaron daños en 200 metros del río Agua Azul, donde la cascada principal, La Golondrina, se secó la semana pasada.

Acotaron que encontraron boquetes formados por el movimiento del agua y azolve a lo largo de un kilómetro, además de una reducción de 60 centímetros en el nivel del líquido.

Juan Gabriel Limón Lara, director del organismo de cuenca Frontera Sur de la Conagua, aseguró que el terremoto del 7 de septiembre pasado colapsó las oquedades superficiales de la formación rocosa que mantenía el cauce.

Méndez Barrera sostuvo que la degradación en esa zona empezó desde hace varios años por la deforestación, pero insistió en que es posible recuperarla.

Las autoridades explicaron que el río Agua Azul deriva en dos afluentes, uno que llega al sitio turístico de las cascadas de Agua Azul y otro que rodea esa zona. El río comenzó a fluir más hacia el margen derecho, lo que afectó al sitio turístico.

El titular de la Secretaría de Protección Civil estatal, Luis Manuel García Moreno, aseguró que esto no debe preocupar al turismo, ya que aún fluye agua en las cascadas de Agua Azul. Señaló que el hecho de que disminuya el caudal permite a los visitantes descubrir nuevas pozas.

De acuerdo con García Moreno, no ha mermado el turismo de la zona.

El río Agua Azul corre por los municipios de Tumbalá, Chilón y Salto de Agua, en un área natural protegida que abarca 2 mil 589 hectáreas.

(Con información de Notimex)