Líderes petroleros, involucrados en el robo a ductos, acusa la disidencia
9 febrero, 2015
Dilma
Dinero: Corrupción: capturas en Brasil, ninguna en México
9 febrero, 2015

Analizarán diputados que las obras para discapacitados no paguen derechos de autor

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

Enrique Méndez

La Cámara de Diputados prevé discutir esta semana una reforma a la Ley de Derechos de Autor para que las obras literarias y artísticas ya divulgadas puedan publicarse, sin fines de lucro, para personas con discapacidad, sin remuneración para el titular del derecho patrimonial.
La discusión de este cambio ha tomado cinco años en las dos cámaras del Congreso, desde que el PAN en el Senado propuso en enero de 2010 que se exente de la autorización de uso y el pago de regalías a los autores si las obras se destinan a personas con discapacidad visual o auditiva.
En sucesivas minutas el proyecto se ha modificado para incluir a toda la población con alguna discapacidad, que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografia incorporados en el dictamen, asciende a 5 millones de personas. Hasta ahora, indica el documento, es muy limitado el número de obras literarias y artísticas destinadas a ese sector.
Para sustentar la reforma, se señala que en México no existe un mercado o un número relevante de empresas dedicadas a publicar materiales especiales para personas con discapacidad.
“Al contrario, es muy limitado el número de obras artísticas y literarias en soportes accesibles que atiendan el universo de discapacidades, circunstancia que resulta del todo excluyente y discriminatoria, ya que aleja a las personas con discapacidad de los diferentes lenguajes de las artes, la cultura o la historia”, refiere.
Además, expone que de los 838 mil mexicanos con discapacidad en edad escolar, sólo 378 mil 838 asisten a la escuela.
En su argumentación original, el Senado señaló que el universo de personas en esta situación requiere no sólo de servicios educativos, sino de acceso a las expresiones del arte y la cultura que les permita también aspirar a una mejor calidad de vida.
La Cámara de Diputados resalta que si bien el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes cuenta con atribuciones para integrar a las actividades culturales a personas con discapacidad, ello no es suficiente, debido a que las instituciones educativas no cuentan con libros, cursos y evaluaciones pensados para ellas.
“También la oferta de libros de entretenimiento no es tan amplia, ya que existen muy pocas editoriales que editan en sistema Braille, por lo que los sitios de más alcance para la consulta en bibliotecas son la sala especializada de la Vasconcelos, la sala para ciegos de la Ciudadela y la sección de tiflología en Ciudad Universitaria, entre otras”, explica.
Según datos aportados por la Comisión de Cultura, de los 112 millones 336 mil 538 habitantes del país, registrados en el censo de 2010, 48 millones 575 mil 560 personas (43.24 por ciento) requerían de algún servicio de optometría.
“Para 2011, la cifra de personas con discapacidad visual subió a millón y medio, donde 3 por ciento de ellos cuenta con educación superior y únicamente 6 por ciento consigue algún tipo de empleo, lo que impide concretar su inclusión socio-laboral y lograr su autosuficiencia, autonomía e independencia económica”, concluye la citada comisión legislativa.

JSL
JSL