Dilma
Dinero: Recibe mal el sector financiero la relección de Dilma
28 octubre, 2014
iniciativa el desarrollo científico posiciones diputados, desaparición forzada
Diputados del PRD presentan demanda contra Murillo
28 octubre, 2014

Anuncia Peña acciones para restablecer el estado de derecho y la paz en Guerrero

Alonso Urrutia

El presidente Enrique Peña Nieto se reunió en Los Pinos con el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, encuentro en el que asumieron compromisos para el rescate de la entidad ■ Foto María Luisa Severiano

Tras reunirse con el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, el presidente Enrique Peña Nieto anunció un paquete de acciones con el objetivo de restablecer “el estado de derecho, la legalidad y el orden” en esa entidad.
Anunció que el gabinete de seguridad del gobierno federal se trasladará hoy al estado para definir las acciones conjuntas que se instrumentarán para recobrar la tranquilidad, como parte “del apoyo irrestricto del gobierno de la República” a Guerrero.
En la residencia oficial de Los Pinos, Peña Nieto subrayó que entre los compromisos asumidos en la reunión destacan la importancia de conocer el paradero de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que se encuentran desaparecidos y dar con los responsables intelectuales y materiales de los hechos. Esta es una “aclamación” de la sociedad, aunque insistió en censurar que se demande combatir la impunidad y la ilegalidad “a través de actos ilegales.
“Hemos compartido también que en el propósito e interés primordial de dar atención a las familias que pasan hoy por un gran momento de dolor, podamos tener conversación con los padres, los hermanos, familiares de los jóvenes que hoy están desaparecidos y podamos darles atención e informarles puntualmente del alcance que se tiene hoy de las investigaciones, que siguen su curso”, dijo el Presidente en un mensaje a medios de comunicación al término del encuentro.
El gobernador Ortega Martínez destacó la importancia de resolver la situación de los desaparecidos como uno de los pasos importantes para avanzar en la construcción de una “gobernabilidad democrática, la concordia, la paz y la armonía en Guerrero”. Dijo haber solicitado el apoyo del gobierno federal para entregar a los familiares la información que se tenga respecto de las investigaciones, “y a la vez, con un equipo de personalidades, de notables, de alta autoridad moral, contrastar la información y que nos digan qué líneas se deben profundizar”.
El gobernador subrayó que en un primer tramo de su gobierno, se proyecta que en diciembre se restablezcan las condiciones de “paz democrática, la armonía y la gobernabilidad”, al tiempo que se atiendan los reclamos de los movimientos sociales. En una segunda etapa, su gobierno se abocaría a la preparación de las elecciones con las que se renovarán los poderes del estado.
Poco más de una hora de reunión en Los Pinos, al término de la cual Peña Nieto anunció que su gobierno desplegará mayores inversiones, como parte del Plan Nuevo Guerrero –instrumentado tras las inundaciones de 2013–, que se canalizarán a infraestructura y programas sociales, “para darle un rostro de modernidad y de justicia”. Precisó que la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles, acudirá periódicamente a Guerrero para coordinar las acciones federales.
El Presidente reconoció el “valor” de Ortega Martínez –destacado miembro de la sociedad civil con una trayectoria académica, según lo definió– para asumir la tarea de gobernar Guerrero en un momento complejo y difícil. Le ofreció el pleno respaldo del gobierno federal, e informó que “hemos establecido un compromiso compartido para restablecer, insisto, condiciones para el estado de derecho, para la legalidad, el orden, y para que los guerrerenses vivan en tranquilidad”.
En este contexto, el gobernador anunció como una de sus primeras acciones de gobierno modificaciones en su gabinete, “porque hay un clamor de la sociedad, que afortunadamente los líderes políticos atendieron, un gobernador que no tenga militancia partidista, más identificado con la sociedad civil. Y eso tiene que reflejarse, también, en cambios en el gabinete, con personalidades de recta trayectoria, de gran autoridad moral y de convicción de servicio a Guerrero”.
Ortega Martínez fue insistente en reconocer el respaldo federal que ha tenido desde su toma de posesión, el domingo, y que se ratificó en el encuentro que sostuvieron este lunes. “Y si usted me apoya, señor Presidente, yo le entregaré buenas cuentas”.
Añadió que está comprometido a construir un gobierno de la sociedad “que nos ayude a establecer la gobernabilidad democrática, la paz, la concordia y la armonía para que podamos entrar en la ruta de un despegue para un nuevo Guerrero”.